Menú Buscar
Belén Esteban en una imagen de archivo

Estas son las condiciones que Belén Esteban le ha puesto a Miguel para casarse

La colaboradora de 'Sálvame' se ha sincerado en su último día como soltera en el programa

Arnau Vila
13.06.2019 21:29 h.
3 min

​Belén Esteban, alias la princesa del pueblo, se casa. Un acontecimiento para el que tan solo falta poco más de una semana y que promete revolucionar el mundo del corazón. Por ese motivo, su Sálvame le ha querido dedicar buena parte del programa para que la colaboradora hable largo y tendido para saber cómo afronta su gran día.

Carlota Corredera y Belén Esteban en el plató de Sálvame / MEDIASET

 

Carlota Corredera y Belén Esteban en el plató de Sálvame / MEDIASET

Y entre confesión y confesión, la princesa del pueblo se ha venido arriba y ha soltado qué condiciones le ha puesto a su chico para el gran día. La primera tiene que ver con el traje. Y es que pese que Belén Esteban está segura que su chico irá "guapísimo", le ha prohibido "terminalmente" casarse "de blanco, como Farruquito". Pero la cosa no termina aquí porque la Esteban le ha impuesto otra gran condición: no dormir juntos el día antes de pasar por el altar. "Él quiere, pero le he dicho que no", ha sentenciado la colaboradora de Sálvame.

Cuenta atrás para su boda con 'El Migue'

Faltan exactamente nueve días para que Belén Esteban dé el "sí, quiero", a su conductor de ambulancias favorito, Miguel Marcos. Un día que hace mucha ilusión a la princesa del pueblo y que quiere "que salga todo bien porque lo hemos hecho todo nosotros dos solos y, si algo sale mal, no quiero saberlo".

Belén Esteban se emociona hablando de su boda en Sálvame / MEDIASET

 

Belén Esteban se emociona hablando de su boda en Sálvame / MEDIASET

De hecho, tanta ilusión tiene la televisiva en su gran día que, según ha contado, no para de visualizarse haciendo su entrada triunfal, vestida de blanco y de la mano de su compañero y amigo Raul Prieto: "Cuando estoy en la ducha, me pongo la canción con la que voy a entrar en la tablet y lloro. Me veo entrando con todos los invitados y familia y sé que va a ser uno de los momentos en los que más voy a llorar". Aunque, para llorera, la que le han dado las mesas. Y es que pese a que ha confesado que ya sabe dónde se van a sentar sus 264 invitados, que en un inicio tenían que ser 400, la colaboradora ha confesado que "ha sido un quebradero de cabeza" y que sólo espera "que sea lo que Dios quiera y que todo el mundo esté a gusto". ¿Se liará un Sálvame Deluxe particular en su gran día? ¿Soltará Kiko Hernández una de sus bombas en el momento del "sí, quiero"?

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información