Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Georgina Rodríguez /TELECINCO

El antes y el después de Georgina Rodríguez tras su paso por quirófano

A sus 28 años, la prometida de Cristiano Ronaldo se habría sometido a una decena de retoques estéticos

3 min

Georgina Rodríguez es una de las grandes celebridades del star system patrio. La maniquí jacetana es desde hace cinco años --momento en que se dio a conocer su historia de amor con Cristiano Ronaldo-- una de las españolas más seguidas en redes sociales. Sin embargo, ya nada queda de la imagen de esa joven de 23 años que saltaba a la fama tras ser pillada junto al astro del balón en DisneyLand Paris.

Hoy la cara y el cuerpo de la estrella de Netflix son totalmente distintos. A sus 28 años, la exdependienta de Gucci acumula por lo menos una decena de retoques estéticos.

Retoques faciales

Según ha dado a conocer el doctor Gómez Villar, la modelo e influencer se habría sometido a un bloqueo facial en la mirada, para eliminar las arrugas de alrededor de sus ojos, además de un microblanding en las cejas. Se trata de una técnica que emplea la micropigmentación por para ganar intensidad en la mirada, dando una sensación de cejas pobladas, perfiladas y arqueadas.

Todavía sin salir del tercerio superior, la nariz de Georgina presentaría una doble rinoplastia con la que se habría rectificado el tabique. Analizando diferentes imágenes, no cabe duda que la maniquí pasó por quirófano hasta en dos ocasiones. Una de ellas en 2016 y la otra en 2019. Dos operaciones que ayudarían a “dulcificar” un rostro que también suma varias inyecciones de colágeno en los pómulos.

Retoques en el resto del cuerpo 

La estructura facial de la prometida del futbolista luso luce ahora mucho más afinada y estilizada, no tan redonda, un aspecto que se habría obtenido también por medio de una marcación mandibular. Asimismo, sus labios son ahora más gruesos y carnosos, un efecto que es el resultado de la inoculación de viales de ácido hialurónico.

Cuanto al resto del cuerpo, destacan dos aumentos de pecho. Uno de ellos realizado antes de iniciar su romance con Cristiano Ronaldo, y otro a finales de 2020. Según el experto, la joven también habría aumentado su trasero para lucir una figura mucho más curvilínea. “Puede que haya sido todo con deporte o haber recibido ayuda de colágeno para aumentar su volumen”, señala Gómez Villar.