Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El padre de Ana Obregón, ingresado en el hospital

Ana Obregón le dedica el premio Joan Ramón Mainat a su hijo y a su madre: "Voy a tener fuerzas"

La televisiva ha sido galardonada en el FesTVal de Vitoria en reconocimiento a su labor en la televisión durante todos estos años

3 min

Ana Obregón poco a poco comienza a recuperar la sonrisa. Una de las razones fue la mágica noche que vivió ayer. La televisiva fue galardonada con el premio Joan Ramón Mainat en la clausura de la décimo tercera edición del FesTVal de Vitoria. Un galardón en reconocimiento a su labor en la televisión ante el que no pudo evitar emocionarse. 

Enfundada en un vestido blanco de Redondo Brand, color que simboliza el luto en algunas civilizaciones y que ya llevó en las pasadas Campanadas, la presentadora ha querido dedicárselo a dos personas que ya no están pero que siguen siendo igual de importantes para ella: su hijo, Aless Lequio, y su madre, Ana María Obregón

Emotiva dedicatoria

"Hay dos personas que estarían... Hay dos personas que están, porque están, muy orgullosas de mí, que son mi madre y mi hijo. Esto va para ti, mamá, y para ti, Aless. Gracias por este premio y por acordaros de mí", ha empezado emocionada y al borde de las lágrimas. Una ovación le ha seguido a estas palabras, ante lo cual Obregón no ha podido evitar llevarse las manos al pecho, donde lucía un collar de plata con el nombre de su hijo

Tras recordar sus inicios en televisión, la presentadora ha querido expresar la emoción que le producía recibir este reconocimiento: "Dalí dijo que la tele es esa pantalla en la que uno ve todo lo que se puede imaginar y yo nunca me imaginé estar aquí y lo que queda, porque sé que voy a tener fuerzas para seguir". Admitiendo que estaba "más nerviosa que cuando estaba delante de España para dar las Campanadas", ha reconocido que sigue enamorada de esta profesión

Publicación de Ana Obregón en Instagram / @ana_obregon_oficial
Publicación de Ana Obregón en Instagram / @ana_obregon_oficial

Entre lágrimas y risas

Obregón también ha querido agradecer a través de las redes sociales todo el cariño recibido y, justo antes de subirse al escenario a recoger el premio, le ha dedicado unas emotivas palabras a su hijo: "Me acompaña tu luz que me guía a través de la oscuridad". Además, no se olvida de los espectadores, "los que encendéis el televisor para vernos, porque gracias a vosotros estamos aquí". 

Pero la noche también tuvo momentos para destensar el ambiente y Ana Obregón pudo hacer gala de su particular sentido del humor para reconocer un pequeño percance que había sufrido: "He tenido un problema, se me ha roto el vestido", confesó risueña recuperando la sonrisa.