Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El cocinero Alberto Chicote / EP

Alberto Chicote destapa el fraude de las latas de conserva que no contienen bonito del norte

El programa '¿Te lo vas a comer?' de La Sexta ha descubierto que muchas marcas y tiendas de alimentación no etiquetan correctamente sus productos y engañan así a los consumidores

3 min

Alberto Chicote lo ha vuelto a hacer. Junto al equipo de su programa ¿Te lo vas a comer?, de La Sexta, ha destapado un fraude sobre uno de los productos más top del mercado pescadero del norte de España. 

En concreto, el prestigioso chef ha puesto en su punto de mira las pescaderías que no etiquetan correctamente sus latas de conserva y engañan a sus consumidores haciéndoles creer que están comprado bonito del norte o atún claro

El verdadero contenido de las latas de conserva

Gracias a las investigaciones llevadas a cabo por los Laboratorios Azti, Chicote pudo descubrir que dos de las ocho muestras que se analizaron no son el mismo producto que marca en su etiqueta. Es decir, lo que contenían las latas presuntamente etiquetadas con bonito del norte, contenían en realidad una especie asiática que se pesca en el Índico y malva, un pescado más económico. 

El cocinero asegura que no se trata de un error de etiquetado, sino que las empresas lo hacen a conciencia: "Esta práctica se realiza para obtener mayores beneficios a costa de engañar a los consumidores". Con todo, en su afán por descubrir la verdad, dio con unos datos de lo más alarmantes: "El 70% de las pescaderías españolas incumplen la información obligatoria según la legislación europea". 

Cómo combatirlo

Según cuenta Chicote, "en la etiqueta se debería mostrar la zona de pesca, cómo se ha pescado y la fecha en la que se descongeló, si es que se ha descongelado" para saber que ese producto es 100% el que se vende. 

La solución que proporciona el experto consta de hacer precisamente eso: registrar todos los procesos por los que ha pasado el alimento hasta llegar al sitio en el que se comercializa. Una práctica que no todos llevan a cabo pero que deberían adoptar las marcas para ser lo más transparentes posibles con sus consumidores.