Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ainhoa Arteta en 'Mi casa es la tuya' / MEDIASET

Ainhoa Arteta se sincera con Bertín Osborne: "Me violaron en Nueva York"

La soprano repasa junto al presentador algunos de los momentos más duros de su vida en 'Mi casa es la tuya'

3 min

Ainhoa Arteta será la próxima invitada de Mi casa es la tuya el próximo sábado por la noche. El programa de Bertín Osborne en Telecinco entrevistará a la cantante de ópera tras atravesar una etapa muy complicada y contará también con la participación de María del Monte, Lucía Dominguín y la Terremoto de Alcorcón.

Totalmente recuperada tras sus últimos problemas de salud que casi le cuestan la vida, la soprano repasará junto al presentador algunos de los momentos más difíciles de su vida. En un avance de la entrevista compartido por Mediaset, la artista desvela una situación de lo más dura y delicada a la que se tuvo que enfrentar durante su estancia en Estados Unidos.

Violación

"En Nueva York, al llegar, tuve un percance durísimo. Me violaron", confiesa la cantante a Osborne. Después de que esa persona abusara de ella, la artista se quedó "tirada en el suelo y no reaccionaba. Solo temblaba", relata sobre el brutal episodio al que se enfrentó.

En el espacio de Telecinco, Arteta también explicará cómo vivió los últimos problemas de salud que atravesó hace unos meses. "Estuve seis días en coma inducido. Todo esto son injertos, tengo amputación aquí -señalando su mano derecha-, y amputación en el pie. Me daban tres horas de vida", revela en otro avance también compartido por la cadena.

Problemas de salud

La soprano sufrió un cólico nefrítico el pasado verano que derivó en una septicemia que a punto estuvo de costarle la vida, por el que estuvo en coma e intubada durante varios días y que, finalmente, provocó la amputación parcial de uno de los dedos de su mano derecha.

"Yo no vi un túnel, no vi ninguna luz", reveló hace unos meses en El Hormiguero sobre los días que estuvo en coma, "pero sí vi un espacio. Estaba un espacio que no era negro, era azul oscuro intenso con estrellas, con mucha luz, a la vez que era oscuro. Era un silencio total. Vi pasar una cosa roja por debajo, no sé si era el infierno. Igual me estoy haciendo pájaras mentales. Pasó y se fue y ahí me quedé yo en esa zona, como suspendida".