Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del vídeo promocional de 2019 del Salón Erótico de Barcelona / SALÓN ERÓTICO DE BARCELONA

Las polémicas condiciones de los trabajadores del Salón Erótico de Barcelona

Noemí Casquet, portavoz del espectáculo, aclaró a través de Instagram los rumores que giraban en torno a las irregularidades con los contratos de trabajo

Juan Antonio Marín
3 min

Otro año más vuelve a la Ciudad Condal la mayor fiesta del erotismo. El Salón Erótico de Barcelona regresa con un mensaje centrado en el feminismo y una mejor educación sexual a través de una buena conducta. El encuentro celebrado en el Pabellón de Vall d’Hebron experimenta un cambio de dinámica para ofrecer una imagen más educadora que pornográfica.

En ediciones anteriores, los espectadores que acudían al salón podían grabar todas las escenas que allí se producían en directo. Este año, como gran novedad, se ha prohibido el uso de palos selfie y cámaras de gran formato. Los diversos espectáculos celebrados se centrarán en ofrecer una imagen de diversidad sexual. Aunque aún quedan unos días para la apertura del Salón, la polémica ya ha estado servida por las supuestas malas condiciones de los trabajadores.

El erotismo en medio de la polémica

Tras las especulaciones sobre los contratos de actores y actrices que participaban en la feria de la sexualidad, Noemí Casquet, periodista y portavoz del evento, aclaró todas las acusaciones por medio de varios stories de Instagram. “Todos los actores tienen contrato y están asegurados” aseguraba Noemí en los instantáneos vídeos de la red social.

No es la primera vez que el Salón Erótico de Barcelona se ve envuelto en medio de la polémica por acusaciones sobre irregularidades laborales. Ya en 2016, el sindicato UGT​ denunció a Inspección de Trabajo la actitud que la organización del evento mostró con los voluntarios. En vez de remunerar el trabajo allí realizado ofrecían la entrada gratuita al encuentro como único incentivo.

Un gran atractivo del festival

Los cortometrajes encargados de presentar las ediciones del festival, han causado revuelo año tras año entre el público así como en las redes sociales. Vimema, productora audiovisual, y el Salón Erótico de Barcelona, llevan trabajando más de 10 años juntos con el fin de llamar la atención a través de su mensaje.

Uno de los que más furor causó fue el protagonizado por Amarna Miller en el 2016. Llevaba el título de ‘Patria’ y denunciaba la hipocresía de un país a través de elementos como la corrupción o la tauromaquia.