Menú Buscar
Mando Play Station 4 / SUPERANTON EN PIXABAY

¿Quieres jugar en tu iPad y iPhone con tu mando de la PS4? Toma nota

El ámbito de los videojuegos adquiere una nueva dimensión gracias a soluciones como esta

CARLOS ZAPATERO
3 min

Tras la conferencia de desarrolladores que celebró Apple el pasado verano, la compañía de Cupertino realizó un notable esfuerzo a la hora de alcanzar una nueva dimensión en materia de usabilidad de sus dispositivos. Centrándose especialmente tanto en iOS13 como en iPadOS, los sistemas operativos de dos de sus productos estrella: el iPhone y el iPad. 

Una de las sorpresas más agradables para todos los gamers de la plataforma de la manzana mordida fue la compatibilidad del mando de la Play Station, conocido como DualShock 4, con el iPhone o el iPad. Es decir, ahora es posible jugar a cualquier juego que tenga presencia en la App Store o en Apple Arcade, su gran novedad de este año, con el mando de la consola de Sony.

Clave de la conexión

El principal requisito que necesita el mando de la consola es que los dispositivos de Apple estén actualizados a iOS 13, en el caso del iPhone, o iPadOS, en el caso del iPad. Una vez actualizados, será por medio de la conexión bluetooth la vía para enlazar ambos dispositivos. 

Una vez activado el bluetooth en el teléfono móvil de Apple, el usuario debe pulsar a la vez durante unos segundos los botones de PS y SHARE del mando de la Play Station. Una vez la luz del mando comience a parpadear en color blanco, el DualShock4 aparecerá en la pantalla del iPhone o del iPad. Únicamente habrá que pulsar en el nombre del mando desde los dispositivos y ya estarán enlazados con el mando. 

Sin límites

Únicamente hay que realizar este proceso la primera vez que se desea establecer conexión entre ambos dispositivos. Una vez realizado el enlace, el único requisito que hay que cumplir en adelante es que ambos se encuentren próximos entre sí cada vez que se quieran utilizar.

Es importante conocer que no todos los juegos cuentan con una configuración del mando en el momento de iniciar la partida. La mayoría de ellos, especialmente los de conducción, apenas habrá que cambiar ningún control. Sin embargo, existen otros a los que sí que hay que dedicar unos cuantos minutos para llevar a cabo su proceso de configuración.