Menú Buscar
Catedral de Notre Dame / LANKELSALL1 EN PIXABAY

¿Cómo está Notre Dame medio año después del incendio?

El riesgo de derrumbamiento sigue presente en el día a día del personal que se encarga de su restauración

CARLOS ZAPATERO
23.10.2019 14:10 h.
3 min

Desde el incendio sufrido en la catedral de Notre Dame durante el pasado 15 de abril, son muchas las incógnitas que siguen surgiendo en torno a la restauración de una de las catedrales más famosas del mundo. Sin embargo, es la probabilidad de derrumbamiento una de las grandes preocupaciones del pueblo francés en los últimos meses.

Cuando ya han pasado seis meses desde el incendio declarado en el monumento francés, el rector de la catedral, Patrick Chauvet, anunció el pasado martes que la retirada del andamio que se situaba sobre la cubierta del edificio, la zona más afectada, suponía el principal riesgo de derrumbamiento para la torre. Por lo que hasta que no se desmonte por completo, no estaba garantizada la seguridad de la catedral. 

Restauración delicada

La Diócesis de París recordó la semana pasada que la estabilización del edificio estaba siendo extremadamente "delicada". El momento más importante que se podrá experimentar en la reconstrucción de la catedral "será la construcción de un andamio encima del andamio quemado para cortar y retirar este último. Esto llevará mucho tiempo porque no puede caer sobre la catedral. Si ocurriera, las tres bóvedas que quedan en pie no aguantarían", manifestó el propio Chauvet en rueda de prensa. 

Preguntado acerca de la falta de avance, a primera vista, de la restauración de la torre, el propio rector afirmó que actualmente "hay varias toneladas de peso sobre la catedral. A día de hoy no se puede ir rápido para no dar un paso en falso". Sin embargo, recordó en todo momento que hasta que no se retiren los escombros con los que cuenta actualmente la torre, no se puede afirmar que Notre Dame esté "a salvo". 

Fin de primera fase

Según han manifestado los responsables religiosos de la construcción, la estabilización de la catedral podrá darse como finalizada durante la próxima primavera, cuando podrá iniciarse la segunda fase. 

Es importante destacar que actualmente la catedral todavía no cuenta con un diagnóstico definido. Hasta que no se retiren todos los escombros causados por el incendio, no se puede analizar el estado real de la construcción. Pese a todo, se espera que las obras propias de restauración no comiencen hasta inicios del 2021. Del mismo modo, será a partir de finales del 2020 cuando se espera que ya pueda quedar abierta, de manera parcial, al público.