Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las infusiones típicas de Navidad / Joanna Kosinska EN UNSPLASH

¿Estómago pesado? Estas son las mejores infusiones navideñas

Los aromas y sabores que ofrecen son propios de estas fechas, a lo que suman su capacidad para mejorar la digestión

Carlos Losada
6 min

La Navidad se caracteriza por preparar banquetes para los más allegados, por platos grandilocuentes y por dulces típicos como los polvorones, los turrones y los roscones de reyes. Para digerir todo ello, muchas veces son necesarias las infusiones, capaces de aplacar cualquier proceso de pesadez estomacal o intestinal.

No obstante, no todas las infusiones tienen esta labor, sino que las hay típicas de estas fechas. Sabores como los de la canela, el jengibre, la almendra o el cacao son muy propios de la época navideña, así que la mayoría de los preparados tradicionales cuentan con estos ingredientes.

El famoso té de Navidad

En muchas tiendas especializadas es posible encontrar el conocido té de Navidad, el cual es perfecto para calentar el espíritu una de esas tardes frías propias de esta época del año.

En cuanto a sus ingredientes, pueden variar, pero los más habituales son el té negro, la almendra, la canela e incluso la vainilla. Además, pueden tener su pequeño protagonismo los toques frutales a manzana o naranja e incluso el cardamomo verde o los pétalos de rosa, aunque en el caso de estos últimos solo tendrán una presencia testimonial.

Infusión navideña con té verde

El té navideño también puede ir con la modalidad de té verde, el cual puede acompañarse con almendra y canela, que como hemos dicho, son sabores típicos entre los dulces navideños. Además, lleva un toque de naranja.

En este caso y en casi todos estos tipos de infusión, lo mejor es consumirlos sin azúcar para degustar cada uno de los matices que proponen y porque resultan mucho más sanos si no se les añade ningún tipo de edulcorante.

Infusión con sabor a pastel navideño

Si al té negro de Sri Lanka se le une canela, clavo y bayas de sauco (más algún toque anaranjado), el resultado es una infusión que recordará a los pasteles o bollos típicos de la Navidad.

Una buena opción para degustarlo pasa por mezclarlo con un poquito de leche (puede ser de tipo vegetal) y tomarlo incluso como desayuno o a media tarde.

Infusión estilo mercado navideño

Uno de los mejores momentos para los amantes de la Navidad es pasear por los mercadillos típicos, ya sea en España o en cualquiera de las ciudades en las que se organizan algunos de los más bellos del mundo. Pues bien, también hay una infusión que recuerda a los sabores y olores que se pueden probar en los diferentes puestos.

Esta infusión carece de té y se basa en otros ingredientes más relacionados con la fruta. Por ello, suele incorporar trocitos de manzana, de fresa, de canela, de jengibre, de clavo y de anís estrellado. Se debe elaborar bien caliente y lo mejor es no dejarlo enfriar para disfrutar de ella en todo su esplendor.

Infusión con sabor brownie

Para quienes buscan sabores inconfundibles, esta infusión con sabor a brownie puede ser la mejor elección, de manera que si alguien la quiere probar, solo tiene que acudir a un centro especializado para que se la prepare con los ingredientes que se mencionan a continuación.

El primero de ellos será el té negro, al que se podrá acompañar con un poco de cacao, fresa, frambuesa, grosella y aronia. Como se puede observar, el sabor y aroma a frutos rojos será lo que más destaque de esta infusión que tampoco merece la pena tomar con azúcar.

Infusión de jengibre / Evelin Horvath EN UNSPLASH
Infusión de jengibre / Evelin Horvath EN UNSPLASH

Otro tipo de infusiones

Pero no todas las preparaciones de estas fechas son una mezcla de ingredientes, sino que hay infusiones que ayudarán a la salud de las personas. Un buen ejemplo es la infusión de jengibre, capaz de ayudar a los procesos de indigestión, de náuseas o cualquier otro tipo de molestia estomacal. Eso sí, tampoco hay que poner demasiada cantidad de granos de jengibre, ya que podría tener un sabor demasiado fuerte.

Por otro lado, una infusión de anís también resulta muy agradable y habitual en estos días, dado que este ingrediente se caracteriza por evitar indigestiones al tiempo que se alivian los gases provocados por una ingesta mayor de lo habitual.

Regaliz y las clásicas

Las infusiones de regaliz también ayudan a calmar una pesada digestión, ya que aportan su capacidad antiinflamatoria. Eso sí, todo el mundo sabe que el regaliz tiene un sabor peculiar que puede no gustar a todos.

Finalmente, no se pueden dejar de mencionar las dos infusiones más habituales después de una comida copiosa: la manzanilla y la menta poleo, que tantas veces se toman para tratar de ayudar al aparato digestivo a realizar su labor.