Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entrenamiento de Barre / Wenisa Ng EN PIXABAY

¿En qué consiste el innovador entrenamiento Barre?

La combinación de ballet, yoga y pilates ha dado como resultado ejercicios muy completos para el organismo

Carlos Losada
5 min

A lo largo de los últimos años se ha popularizado un tipo de entrenamiento que cada vez causa mayor interés en todo el mundo. Su nombre es Barre o Erre Barre, pero, como es obvio, no tienen nada que ver con coger una escoba o un cepillo. Todo lo contrario, se caracteriza por unir el glamour del ballet con los elementos más populares de la práctica de yoga o del pilates.

En cuanto al nombre, su origen se halla en el elemento clave para practicarlo: una barra horizontal como las que se pueden ver en las salas de ballet, la cual ayuda a mantener el equilibrio.

¿En qué consiste el entrenamiento?

Como se ha apuntado, se trata de una práctica en la que se mezclan ejercicios propios del ballet, con otros habituales en yoga, en pilates y en cualquier entrenamiento fitness. La mayor parte del tiempo esos ejercicios se realizan sin que el cuerpo se mueva, es decir, consisten en realizar estiramientos y trabajar la musculatura, todo ello con música.

Y es que la música es clave en esta especie de danza donde el objetivo pasa por ganar estabilidad y fuerza, al tiempo que el cuerpo se tonifica.

¿Por qué triunfa tanto?

El éxito del Barre se encuentra en el tipo de ejercicio que se realiza --al alcance de casi cualquier persona, depende del nivel--, en la combinación anteriormente citada y en el atractivo que supone el uso de la música como un elemento esencial en los movimientos que se llevan a cabo. Eso sí, para practicarlo es necesario contar con una barra de ballet que ayude en la realización de las repeticiones, ya que no siempre será sencillo guardar el equilibrio.

Asimismo, se pueden emplear el antideslizante que se suele utilizar en yoga o pilates, las pelotas también de pilates, algunas ligas de resistencia e incluso pequeñas mancuernas. Todo dependerá del lugar en el que se realice el entrenamiento. En este sentido, también hay que apuntar que se puede realizar en casa --siempre que haya espacio para colocar una pequeña barra de madera--, ya que hay muchos entrenamientos a los que se puede acceder en Youtube y otras redes sociales.

Mujer practicando Barre / Nazareth College EN CREATIVE COMMONS
Mujer practicando Barre / Nazareth College EN CREATIVE COMMONS

Diversos beneficios

No obstante, por encima de todos esos atractivos, lo que realmente lleva a que la práctica del Barre sea cada vez más habitual --especialmente entre el público femenino-- son los beneficios que este tipo de ejercicios proporcionan al cuerpo. Claro que, según apuntan todos los especialistas, deberán ser acompañados de una alimentación adecuada, es decir, como casi cualquier tipo de entrenamiento que tenga como objetivo mejorar la forma física de una persona.

En cuanto a los beneficios, uno de los más importantes es la capacidad para quemar calorías, ya que en una clase de unos 45 o 60 minutos, se pueden llegar a quemar entre 200 y 500, aunque depende de la constitución de cada persona y de la intensidad que hayan tenido los movimientos seleccionados.

Bueno para la espalda

Una de las principales ventajas del Barre es que ayuda a corregir la posición de la espalda, de manera que disminuyen los dolores provocados por la mala higiene postural que se suele tener a lo largo de la jornada. A fin de cuentas, una correcta alineación de la espalda es clave para la realización de este entrenamiento, y en eso incidirán los monitores, ya que solo así se desarrollarán los ejercicios correctamente.

Por otro lado, en el Barre también se trabaja la elasticidad de la musculatura. De esta manera, no solo los grupos musculares se beneficiarán, sino que también lo hará la espalda, dado que disminuirá la presión a la que se ve sometida en el día a día.

Tonificación y resistencia

Las clases de Barre destacan por el gran trabajo muscular que se lleva a cabo. Esto es posible gracias a las contracciones isométricas que se realizan, las cuales no solo tonifican la musculatura, sino que aumentan la resistencia de la misma. Esto lleva a dotar al organismo de una mayor fuerza muscular, lo que redundará en un mejor tono físico de la persona que lo practica.

Además, no solo se trabaja una parte específica del cuerpo, sino que con el ritmo de la música se trata de realizar movimientos que entrenen varios músculos simultáneamente.