Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fuentes situadas en el barrio Gótico de Barcelona / PIXABAY

¿Qué puedes visitar en un día por el barrio Gótico de Barcelona? (y no es la Catedral)

Como disfrutar un día con los mejores planes para realizar en uno de los barrios más populares de la Ciudad Condal

CARLOS ZAPATERO
6 min

El barrio Gótico es uno de los más conocidos, y transitados, de la ciudad de Barcelona, un imprescindible. Ubicado en pleno corazón de la capital, en sus calles es posible disfrutar de la esencia barcelonesa en todo su esplendor.

Pese a su proximidad con el centro de la ciudad, su actividad comercial todavía versa, en su gran mayoría, apoyada en el comercio local y de proximidad. Del mismo modo, las tiendas que se encuentran entre sus calles, todavía respiran la esencia artesana que siempre ha caracterizado a este barrio.

Plaça Sant Felip Neri

La plaça Sant Felip Neri es una de las visitas obligatorias que cualquier vecino o visitante que se encuentre en la ciudad de Barcelona durante unos días. Pese a su ubicación, muy próxima a la catedral de Barcelona, es uno de los rincones más desconocidos de la capital catalana. Sin embargo, únicamente por la historia que representa y por el peso que ha tenido en el desarrollo de la ciudad de Barcelona, su visita bien merece la pena.

El 30 de enero del año 1938 murieron 42 personas como consecuencia de dos bombas que cayeron por parte de la aviación italiana durante la Guerra Civil. El impacto de estas bombas todavía se puede apreciar en las paredes de la iglesia barroca que se encuentra la plaza. En los trabajos de restauración se decidieron respetar las huellas de la guerra en este punto de la ciudad.

Plaza Real

La plaza Real es uno de los grandes atractivos que ofrece la ciudad de Barcelona a sus visitantes. A cualquier hora del día es uno de los espacios que mayor cantidad de turistas concentra a diario, parte de la afluencia se debe a la gran cantidad de bares y restaurantes que concentra a su alrededor.

Plaza Real / PIXABAY
Plaza Real de Barcelona / PIXABAY

Las farolas con las que cuenta en su interior fueron diseñadas por el propio Antoni Gaudí, siendo este uno de los primeros encargos que recibió en sus primeras etapas de arquitecto. Destacan los arcos neoclásicos sobre los que se construyen los edificios que la rodean, convertidos en una seña de identidad de este lugar. 

El claustro de la catedral

A nivel arquitectónico, el Gótico es uno de los barrios de Barcelona con mayor historia. Un buen ejemplo de ello es el claustro de la catedral, construido en el año 1448. Cuyo interior merece la pena visitar gracias a la belleza arquitectónica que desprende la construcción.

Entre sus diferentes particularidades, existe una que llama la atención por encima del resto. En su interior centran todo el protagonismo las trece ocas que viven de manera habitual en este espacio y que, además de provocar una estampa muy curiosa, también son el motivo de que nunca exista el silencio en su interior. 

Museo de Historia y la Plaça del Rei

El museo de Historia es uno de los más visitas de la ciudad de Barcelona. En su interior es posible disfrutar de la Barcelona medieval, por medio de los restos que acoge el espacio y que explican cómo el paso del tiempo ha influido en el desarrollo de la capital catalana.

Pese a que cuenta con diferentes sedes repartidas a lo largo de toda la ciudad, la que se encuentra en la plaça del Rei es una de las más famosas y completas. Es recomendable comprar la entrada por internet, evitando las colas y diferentes esperas que suelen producirse en la puerta. 

Carrer Petritxol

El barrio Gótico acoge una de las calles más dulces de toda España. Conocida como la calle del chocolate, el carrer Petritxol es famoso por acoger a lo largo de toda su extensión diferentes chocolaterías y dulcerías que han convertido al chocolate, y su proceso de elaboración, su seña de identidad

Algunos de los locales más famosos son La Pallaresa y la Granja Dulcinea, en este último se han sentado personalidades de proyección internacional, tales como Pablo Picasso o Ángel Guimerà, entre otros. 

Plaza Sant Jaume

La plaza Sant Jaume es uno de los centros políticos de la ciudad más importantes. Su interior alberga dos de los edificios más notorios, como el Ayuntamiento de Barcelona y el edificio de la Generalitat de Cataluña

Es un espacio peatonal al que se puede acceder a partir de las principales vías de la ciudad y cuya belleza, al estar rodeado de edificios históricos, hace que valga la pena una visita.