Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Wally / TWITTER

Waldo, el robot que 'encuentra a Wally' a una velocidad de vértigo

El sistema de este brazo mecánico se basa en un algoritmo y un escáner de reconocimiento facial

3 min

El mítico juego de ¿Dónde está Wally? podría tomar un nuevo rumbo gracias a la creación del robot Waldo, un sistema diseñado por la agencia de publicidad Redpepper, que consiste en un brazo mecánico en el que va integrado un algoritmo de reconocimiento facial con la cara de este mítico personaje.

Además de su sistema de reconocimiento facial, el robot lleva integrado una cámara que le sirve como escáner y con la que localiza a Wally en menos de 5 segundos. Desde la agencia han explicado que gracias a la tecnología de este escáner y a su algoritmo, el robot es capaz de cumplir con su objetivo en un 95% de los casos. Para ello el sistema de reconocimiento facial utilizado se encuentra alimentado gracias a varias versiones de la cara de Wally localizadas desde Google Imágenes, que complementan todos los perfiles de este personaje.

¿Por qué Waldo?

Desde que el personaje de Wally apareciera en los pasatiempos diseñados por el británico Martin Handford, su búsqueda se ha popularizado con el paso del tiempo hasta convertirse en un juego que ha marcado una época. Sin embargo, ahora, con la llegada de Waldo, muchos se han preguntado por qué ese nombre al robot.

La respuesta se remonta a los orígenes de la aparición del personaje de Handford. Mientras que su nombre original en inglés es Wally, en lugares como EE.UU. y Canadá lo rebautizaron con el nombre de Waldo. Incluso en otros países su nombre ha variado en otros muy peculiares como Walter en Alemania, Willy en Noruega, Ubaldo en Italia o Charlie en Francia. Finalmente los creadores del robot se decantaron entre la gran variedad de nombres del personaje por el de Waldo para bautizar a su veloz brazo motor de búsqueda.

No obstante, no es la primera vez en la que se plantean formas que ayuden a encontrar a Wally de una forma más sencilla. Hace tres años, un ingeniero de computación llamado Randy Olson, también lo intentó, creando un algoritmo genético para localizar a este personaje.