Menú Buscar
Pareja de actores porno en un vídeo sobre educación sexual / YOUTUBE

[VÍDEO] Una campaña de educación sexual usa actores porno para una mayor concienciación

Una pareja se planta desnuda en la casa de una familia para explicar que en el mundo de la pornografía no se habla de consentimiento

3 min

El acceso a la pornografía a través de Internet es algo que se da con asiduidad con el riesgo que implica de que muchos adolescentes tomen de referencia los vídeos que circulan por Internet. Tal vez por eso, el Gobierno de Nueva Zelanda ha iniciado una campaña sobre educación sexual en el que dos actores porno acuden a la casa de una familia para explicarle como funciona todo.

Una pareja desnuda llama a las puertas de una casa e informan a la madre de la familia que su hijo les “acaba de ver” teniendo sexo. Defienden que ellos actúan para adultos no para niños, por lo que “debe saber como funcionan realmente las relaciones”.

Advertencia

La pareja es la que revela a la madre que su hijo los mira a través de múltiples dispositivos: “Portátil, iPad, PlayStation, teléfono móvil”, incluso desde la tele. Asimismo, revelan que cuando actúan no hablan de consentimiento y que no actúan así en la vida real.

La mujer se muestra sorprendida y llama a su hijo que al ver a los actores se sorprende y deja caer la taza que lleva al suelo, mientras la actriz le llama por su nombre. Finalmente, la madre reacciona y decide que va a ser ella quien le va a contar cómo son las relaciones realmente.

Campaña

El vídeo quiere ser una alerta para que las familias hablen con sus hijos sobre sexo, para evitar que su educación sea sólo a través del porno que puedan encontrar por Internet. Un hecho que, como revela la madre en el vídeo, “muchos jóvenes hacen”.

Se trata de una campaña del Gobierno neozelandés llamada Keep it real Online, en los que trata de advertir de los riesgos las redes. Además del vídeo sobre educación sexual han realizado otro sobre el bullying, el contenido inapropiado y el grooming, que es como se conoce a los engaños que usan algunos pederastas para contactar con menores a través de Internet.