Menú Buscar
Imagen de archivo de una Biblia /Creative Commons El Vaticano introduce los smartphones en los exorcismos

El Vaticano introduce los smartphones para hacer exorcismos

Los obispos podrán llamar por teléfono a los sacerdotes exorcistas para que éstos reciten las palabras adecuadas contra las posesiones infernales

21.04.2018 11:34 h.
2 min

El Vaticano ha decidido actualizarse al siglo XXI en su lucha contra los demonios. Del 16 al 21 de abril, la Iglesia Católica ha celebrado en Roma la 13ª edición de su curso Exorcismo y Oraciones de liberaciones, una formación para enseñar a sacerdotes las mejores técnicas para acabar con las posesiones demoníacas. Una de sus novedades es que han introducido el uso de smartphones en su equipamiento para luchar contra el mal.

El curso ha atendido en torno a 200 sacerdotes, según publicaba la agencia Reuters. Los aprendices han sido instruidos en las artes para diferenciar entre posesión demoníaca y enfermedades mentales, así como cuestiones legales para exorcistas. La novedad ha sido la introducción del uso de teléfonos móviles. Si hay un exorcismo que tratar, los obispos pueden llamar a un sacerdote instruido en esta materia y éste, a través del teléfono, recitará los versos adecuados.

Traduciendo el latín

Una de las recientes novedades relativas a los exorcismos y su actualización a los tiempos modernos es que en octubre de 2017, el Vaticano anunció que se había creado la primera traducción al inglés de los rituales en latín que emplea la Iglesia Católica Romana a la hora de los exorcismos. De esta manera podían aumentar la cantidad de sacerdotes que pueden ofrecerse para realizar esta labor anti demoníaca.

La situación puede sonar a broma, pero según informaba la BBC, la demanda de exorcistas ha aumentado en todo el mundo. En Italia, en torno a medio millón de personas solicita sus servicios. Aunque en muchas ocasiones se trata de problemas físicos o mentales, hay personas que se plantean que puedan tratarse de posesiones demoníacas y confían en el exorcismo para solucionarlo.

Para ser exorcista, los sacerdotes tienen que haber recibido un permiso especial por parte de un obispo. No todo el mundo puede llevar a cabo una lucha contra el mal.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información