Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una cámara de fotos para capturar los mejores momentos de un viaje de última hora / นิธิ วีระสันติ EN PIXABAY

Trucos para conseguir un viaje barato y de última hora

Las reservas de viajes de última hora han crecido un 162% debido a la pandemia mundial del coronavirus

Noelia Hontoria
5 min

Este es el verano de los planes improvisados, de decidir el destino casi en el último momento y de tener en duda las vacaciones hasta unos días antes. La situación mundial manda y viajar, una primera necesidad para muchos, ha tenido que pasar a un segundo plano. O, al menos, condicionarse a la crisis sanitaria que se está viviendo. Este verano mandan los planes de última hora y predominan, sobre todo, los destinos nacionales. Pero también es el verano de las ofertas y chollos.

Según datos de Chollómetro, en el mejor de junio el número de chollos disponibles ha crecido un 290% respecto al mes anterior. También han aumentado las reservas de última hora, en un 162%. Contratar un viaje apenas unos días antes de la salida puede ser una gran ventaja para los consumidores, ya que las ofertas last minute pueden ser realmente económicas e interesantes. Los precios en el sector turismo suelen variar según ocupación, por lo que siempre se puede encontrar un buen chollo en aquellos vuelos, hoteles, cruceros, etc., con estos trucos.

Usar una VPN

Cada vez son más populares y han saltado a la fama gracias a las plataformas de streaming (por ejemplo, cuando Disney+ aún no había llegado a España ya se podía ver gracias a una VPN). Lo que hacen es evitar la geolocalización y simular que la conexión se está realizando desde otro país.

Mapa para elegir un viaje de última hora / TheAndrasBarta EN PIXABAY
Mapa para elegir un viaje de última hora / TheAndrasBarta EN PIXABAY

La razón radica en que las empresas de transporte (y también algunos hoteles) fijan sus precios en base al poder adquisitivo del lugar desde el que se vaya a realizar la reserva. Se puede hacer la búsqueda desde España y después usar una VPN con otros países de otros continentes para ver la diferencia de precios. Suele ser un truco que funciona bastante bien.

Flexibilidad con fechas y destinos

Este es otro truco que desde siempre ha funcionado, no solo ahora en tiempos de pandemia. Si se mira solo una combinación de fecha y destino se va a tener que pagar el precio indicado, sin opción a rebaja. Sin embargo, si se consultan varias posibilidades se tendrá acceso a varios precios.

Julio y agosto siguen siendo los meses más caros para viajar. A partir de la segunda quincena de septiembre los precios caen de forma significativa y todavía hay muchos destinos en los que hace buen tiempo y se puede disfrutar de unas buenas vacaciones gastando mucho menos dinero del que se esperaba.

Alertas de precios

Otro truco que funciona muy bien, sobre todo en el caso de las reservas de vuelos, son las alertas de precios. Muchas páginas web ya cuenta con esta funcionalidad. Consiste en hacer una búsqueda de unos vuelos en concreto y guardarla, dejando la dirección de correo electrónico. Si este vuelo baja de precio, se recibe un aviso para conocer la oferta.

Lo ideal es suscribirse a varias alertas de precio (es gratuito) y hacer seguimiento de varias combinaciones de viajes para encontrar siempre el mejor precio. Esto, combinado con el siguiente punto, puede hacer que el viajero ahorre mucho más de lo que piensa en las ofertas de viajes de última hora.

Cancelar y volver a reservar

Por último, otro truco muy interesante llega de la mano de las cancelaciones gratuitas. Este punto es este año muy importante, más allá de conseguir una buena oferta, para garantizar que no se pierdan las vacaciones. En estos momentos de incertidumbre, no se puede estar 100% seguro de que no se vayan a implantar ciertas normas que pueden estropear las vacaciones (restricción de movilidad, cuarentenas obligatorias para ciertos orígenes, pruebas médicas, cierre de establecimientos…).

Pero, además de eso, con las cancelaciones gratuitas se puede ahorrar mucho dinero en los viajes de última hora. Y combinado con las alertas de precio puede ser una idea genial. Consiste en reservar, pero no despreocuparse del tema. Seguir buscando otras opciones (incluso la misma) y estar atento a cambios de precio. Si surge una oportunidad mejor, se puede cancelar la primera reserva y reservarlo de nuevo, sea el mismo hotel/transporte u otro diferente, es uno de los mejores trucos para ahorrar y estar tranquilo de que siempre se pagará el mejor precio.