Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un hombre dormido / Tania Mousinho en UNSPLASH

¿Insomnio? El truco que se ha hecho viral para quedarse dormido en dos minutos

No descansar lo suficiente por la noche se traduce en problemas de hipertensión, corazón o diabetes

Victoria Herrero
6 min

Se acabó eso de dar vueltas y vueltas en la cama a mitad de la noche, mirar cada hora el reloj o ponerse a contar ovejas por si con esas uno cierra los ojos y puede dormir al fin. En las redes sociales estos días triunfa un sencillo método, de inspiración militar eso sí, que se ha hecho viral y que promete a todo aquel que lo pruebe que estará soñando plácidamente en apenas un par de minutos.

Así pues, todos aquellos que sufran insomnio pueden poner en práctica esta misma noche este truco que se basa en dos sencillos pasos en los que es primordial desconectar de los problemas o preocupaciones del día a día para, de esta forma, aprender a relajarse. Un método que guarda relación con la cultura budista y comparte buena parte de su estrategia con las enseñanzas de meditación. Sin embargo, es el procedimiento que según sus precursores siguen los pilotos de la Marina de los Estados Unidos. 

¿Dónde está el truco? 

Para caer rendido en los brazos de Morfeo, nada como hacer esta práctica cada noche cuando uno se vaya a la cama. Así pues, lo primero de todo (como se explica en este método) es calmarse para poco a poco ir relajando el cuerpo y la mente y apagar, por así decirlo, cada parte del cuerpo de la cabeza a los pies. Si este paso le resulta complicado a más de uno se puede visualizar una imagen como la de estar tumbado en mitad de una canoa que flota tranquilamente sobre un lago y con el cielo azul como único escenario de la esta bucólica estampa.

Una vez conseguida esa ansiada paz mental, este truco recomienda ahora repetir para uno mismo el mantra "no pienses" durante unos 10 segundos. Eso sí, esto no es algo milagroso y uno no se dormirá del tirón el primer día que pruebe este método. Todos aquellos que lo han seguido recuerdan que se debe ser constantepaciente mientras se repite día tras día para conseguir el resultado deseado al cabo de unas seis semanas de media. 

Otros trucos

Además de esta recomendación para dormir bien, hay otra serie de trucos que pueden seguir todos aquellos para los que irse a la cama es un quebradero de cabeza ya que tardan en conciliar el sueño. Uno de ellos es el conocido como método de respiración 4-7-8 que conviene repetir en varias ocasiones. Así pues, lo primero de todo es separar los labios ligeramente mientras se emite un sonido silbante cuando se exhala aire por la boca. A continuación, se inhala por la nariz y se cuenta hasta 4 mentalmente antes de contener la respiración 7 segundos y exhalar durante otros 8. 

En la mayoría de los trucos que prometen un descanso perfecto, la relajación muscular es clave. Como en el caso de esta otra recomendación que empieza con un levantamiento de las cejas todo lo que se pueda durante unos 5 segundos para tensar los músculos de la frente. Hecho esto, es el momento de relajarse durante 10 segundos. Movimiento forzado que se repetirá durante el mismo tiempo, seguida de esa relajación de una decena de segundos, con la boca, el entrecejo, el cuello, además de la zona de los muslos o los pies para ir descansando todo el cuerpo. 

Cuestión de salud

Y es que no dormir va mucho más allá ya que implica directamente a la salud de esa persona a la que le cuesta descansar. Es un hecho, la falta de sueño de manera continuada día tras día (o noche tras noche más bien) está detrás de problemas de salud como hipertensión, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Eso por no hablar de que esa ausencia de descanso provoca más obesidad, más riesgo de padecer diabetes, depresión, así como una disminución de la función cerebral y un sistema inmunitario cada vez más débil. 

Para evitarlo, no está de más algunos de los consejos antes comentados, además de seguir una serie de rutinas que puedan incidir en una mejor calidad del sueño. Esto es, intentar en la medida de lo posible acostarse y levantarse siempre a la misma hora (también los fines de semana), evitar bebidas estimulantes a última hora de la tarde, así como no invertir los últimos minutos del día frente a una pantalla de móvil consultando el estado de las redes sociales. 

Joven mirando el móvil antes de quedarse dormido / Gaelle Marcel en UNSPLASH
Joven mirando el móvil antes de quedarse dormido / Gaelle Marcel en UNSPLASH