Menú Buscar
Las cámaras ocultas en los probadores de ropa

Crece el temor a las cámaras ocultas en los vestidores de ropa

El fenónemo del 'vouyerismo' aumenta, pero hay dispositivos que nos pueden ayudar a detectar estas violaciones de la intimidad

2 min

Las democratización de la tecnología han hecho aumentar el bienestar de la sociedad, pero el uso que a veces se hace de ellas cruza la legalidad. Expertos en seguridad han revelado que en los últimos meses ha crecido la preocupación de los clientes de los centros comerciales de ser violados en su intimidad por cámaras ocultas mientras se están cambiando de ropa en los probadores de las tiendas.

Este fenómeno viene produciéndose desde hace tiempo en países como Japón y Corea del Sur, donde se ha convertido en asuntos de Estado, y ahora parece haber llegado a España con intensidad.

'Vouyers' en probadores

Los últimos sucesos de voyeurs en probadores, como el de la detención de un joven en Leganés (Madrid) el pasado julio con 108 videos de mujeres probándose ropa en un establecimiento, y las sentencias por casos similares en los juzgados en A Coruña, Málaga y Murcia han puesto en alerta por redes sociales sobre la protección de los clientes ante este delito. De hecho, se aprecia un aumento significativo en la venta de dispositivos que detectan cámaras ocultas, según los analistas de Espiamos.

Las sentencias recientes están condenando a los causantes de estas filmaciones a seis meses de cárcel por delito contra la intimidad de las personas e indemnizaciones en torno a los 600 euros por el daño moral; aunque los fiscales están recrudeciendo sus calificaciones hasta más de dos años de cárcel y multas por encima de 5.000 euros, que en todo caso se ven aumentadas si las víctimas filmadas son menores de edad.

En el mercado español existen hasta 17 detectores de estos gadgets ocultos que son capaces de detectar inmediatamente cualquier tipo de cámar, inálambrica o no, mediante su visor de infrarrojos con precios a partir de los 150 euros.