Menú Buscar
Sofía Ellar en un concierto / Natalia Romero en WIKIMEDIA COMMONS

Sofía Ellar, la artista que convirtió su trabajo de fin de grado en su carrera musical

Esta cantante es una de las más queridas en redes sociales y, a día de hoy, ya cosecha un gran éxito en plataformas digitales

Noelia Hontoria
6 min

La historia de Sofía Ellar se basa en la ambición y el talento, pero también es la prueba de que todo se puede conseguir en esta vida. Nacida en Londres, criada en Madrid y de familia española, siempre tuvo claro que quería ser cantante. Para conseguirlo, realizó un Trabajo Fin de Grado sobre cómo llegar a conseguir una carrera musical exitosa y la puso en práctica. Desde entonces, sus fans aumentan cada día y ya ha dado multitudinarios conciertos en lugares como el Wizink de Madrid.

Sofía Ellar es una cantante muy comprometida con causas sociales, con una música muy personal y una carrera imparable. Desde su perfil de Instagram transmite cada día un mensaje de positividad, optimismo y ganas de vivir. Temas como Bañarnos en vaqueros o Versión de cobarde han conseguido darle a Sofía Ellar más de tres millones de reproducciones en Spotify. Presume de haber conseguido su éxito de una manera totalmente autónoma, apoyada solo por su talento musical y empresarial.

Quién es Sofía Ellar

Sofia Lecubarri y Ruigómez tomó su nombre de la pronunciación inglesa de las iniciales de sus apellidos (“el” y “ar”). Nació en Londres un 15 de noviembre de 1993, aunque en la década de los 2000 se mudó a Madrid. Se graduó en Administración de Empresas por la IE University, pero siempre tuvo claro que quería ser cantante. Esta formación le ha servido para ser capaz de dirigir su propia marca personal como una empresa de gran prestigio. Se dio a conocer en redes sociales, donde es muy querida por el público.

Sofía presume de tener una carrera autónoma, donde ella misma se encarga de la composición, la producción, la edición, la distribución y el marketing de su proyecto. Con un gran éxito en plataformas digitales como Youtube o Spotify, ha sido capaz de llenar salas míticas como Joy Eslava, La Riviera o el Wizink, todas ellas en Madrid. Enamorada de las Islas Baleares y del norte de España, actualmente comparte vida con Álvaro Soler, también cantante con un gran reconocimiento a nivel internacional.

Su música

En 2017 publicó su primer disco, Seis peniques, y en 2018 Nota en do. Además, desde entonces ha regalado a sus fans numerosos sencillos con letras emotivas y un tono fresco, sello característico de su música. Bañarnos en vaqueros, Ahora dime, Media tinta o Versión de cobarde son algunos de sus sencillos más populares y actuales. Además, ha colaborado en numerosas ocasiones con otros artistas, como el dueto con Dani Fernández en Perdido en Madrid, o con Andrés Suárez en No fue mentira.

Portada de su single Bañarnos en vaqueros / SOFÍA ELLAR
Portada de su single Bañarnos en vaqueros / SOFÍA ELLAR

Como curiosidad, también ha publicado una canción junto a su madreAna, y ha puesto música a la banda sonora de la película Angry Birds 2, con su tema La revolución. Sofía Ellar se mueve entre el pop y el folk, con un estilo muy personal, cargado de sentimientos y donde su esencia permanece intacta con el paso del tiempo, evolucionando a su mismo nivel. Sofía proyectó una carrera musical exitosa en su Trabajo Fin de Grado, la puso en marcha fuera de las aulas y lo consiguió.

Su obra social

La cantante también destaca, además, por ser una artista comprometida con causas sociales. Una de sus acciones más reconocidas es la donación de fondos recaudados a raíz de las ganancias de su single Humanidad en paro a personas sin hogar. Además, también ha participado en diferentes eventos con un bien común, como el Festival #YoMeQuedoEnCasa, emitido íntegramente por Instagram, para tratar de concienciar a la gente de la necesidad de quedarse en casa durante la crisis sanitaria del COVID-19.

Enamorada de los gatos, de la ropa hippie y de la vida sana, en sus redes sociales se pueden encontrar también, a diario, consejos para una mejor alimentación y para hacer ejercicio físico (lo que ella denomina “hacer Pelayo”, el nombre de su entrenador personal). Rechaza la hipocresía y siempre se muestra muy comprometida con sus seguidores y con las causas sociales, en su intento por aportar su granito de arena para hacer de este un mundo un lugar mejor. Su música, con letras emotivas y ritmos pegadizos, ya lo consigue.