Menú Buscar
La periodista de 'El Programa de Ana Rosa' en Cedrillas, Teruel / TELECINCO

Reporteros de Ana Rosa, atrapados en Teruel por la nieve

Visitaron Cedrillas para cubrir el temporal tras la borrasca Gloria, pero tuvieron que dormir en el pueblo completamente aislados por la nieve

3 min

El Programa de Ana Rosa, de Telecinco, cubrió a lo largo del día de ayer el temporal que asolaba la península tras la llegada de la borrasca Gloria. Por ello, un equipo de reporteros --un cámara y una periodista-- decidieron adentrarse en la nieve hasta el pueblo de Cedrillas, en Teruel.

La llegada al municipio ya fue complicada, con cadenas que resbalaban ante el espeso grosor del blanco que cubría todo el paisaje de la localidad. Una vez allí, empezaron a preguntar a los vecinos por la nieve y el temporal de la zona. Ya se lo avisaron algunos entrevistados pero, cuando se quisieron dar cuenta, estaban atrapados en Cedrillas. "¡Qué haces aún aquí!", le iban chillando.

Atrapados en Cedrillas

Mientras avanzaban, con dificultades, hasta los pocos valientes que se encontraban por la calle resultaba que no eran vecinos de Cedrillas. Aquellos curiosos que contemplaban la escena desde la calle, era gente de paso que se había quedado atrapada en el municipio de Teruel. En ese momento, las entrevistas empezaron a cambiar el tono de la periodista. Ella corrió hacia una excavadora que se adentró al pueblo, y su conductor le confirmó lo que más temía informándole de que "no pueden circular los coches, no ha pasado la quitanieves. Imposible".

Presagiando lo peor, los reporteros de Telecinco les dio por llamar a la UME y preguntar sobre qué hora tenían previsto pasar por Cedrillas... pero el pronóstico fue peor de lo que esperaban. "No pasaremos por allí, hay otras localidades que tienen prioridad".

Ante la nieve, gachas

Una vez asumido que de Cedrillas no se movían, entraron dentro del hostal del pueblo. Lleno a rebosar, ahí se encontraron con todos los entrevistados, que se tomaron a guasa su entrada. "De aquí ya no sales. La carretera estaba intransitable, íbamos de allá para aquí y de aquí para allá... ¡Hasta un metro de nieve!", le iban diciendo a la presentadora. 

Por suerte para todos, se tomaron la situación con mucho arte y mucha diversión, comiéndose un gran plato de gachas. "¡Siéntate y come de esto! Aquí, cuando hay nieve, comemos gachas", le decían a la reportera.