Menú Buscar
Espalmador, una de las playas 'secretas' a las que sólo se puede acceder en barco / SAMBOAT

Cinco playas ‘secretas’ a las que sólo se puede llegar en barco

La cala de Culip y la cala Ferrior son dos de las playas de Cataluña a las que no todo el mundo puede acceder

06.05.2019 12:23 h.
4 min

Las playas de España son famosas en todo el mundo. A lo largo de la geografía nacional hay casi 8.000 kilómetros de costas que atraen año tras año a miles de turistas. Sin embargo, para contemplar las más espectaculares hay que ganárselo, ya que muchas de ellas son únicamente accesibles en barco.

¿Cuáles son esas playas a las que es difícil llegar y que tienen conquistados a los viajeros? Los usuarios de la plataforma SamBoat han elegido sus favoritas, entre las que no faltan las catalanas: la cala de Culip en Cadaqués y la cala Ferriol en la Costa Brava. Además, las islas Baleares se mantienen como uno de los destinos más apreciados por los amantes de los barcos, que han colocado las calas de Terebalúger en Menorca, la cala Fornells en Mallorca y Espalmador en Formentera en este top 5.

Cala de Culip en Cadaqués (Cataluña)

Ubicada a pocos kilómetros del faro del Cap de Creus, es una de las pocas playas donde, si se llega en barco, se puede fondear en la zona. Debajo de la cala de Culip todavía hay restos de la antigua Roma y Grecia, muchos de los cuales han sido estudiados.

Cala de Culip / SAMBOAT

Cala de Culip / SAMBOAT

“El paisaje geológico de esta playa es realmente impresionante”, detallan desde la plataforma.

Cala Fornells en Mallorca (Islas Baleares)

La cala Fornells constituye “un punto clave para disfrutar de vistas preciosas, aguas transparentes y zonas de rocas y arena maravillosas”, según explican desde Samboat, que también lo definen como “el lugar ideal para disfrutar de una de las puestas de sol más bonitas” de las Islas Baleares.

Espalmador en Formentera (Islas Baleares)

A 150 metros al norte de Formentera se encuentra Espalmador, una isla privada, “lo que la convierte en un lugar paradisiaco para fondear”. Y es que en este lugar se puede “vivir un sueño con los ojos abiertos” gracias a sus largas playas de arena blanca con aguas transparentes.

Cala Ferriol en la Costa Brava (Cataluña)

Escondida en el Parque Natural de Montgrí, la cala Ferriol es uno de los sitios más silvestres y bellos de esta zona de la Costa Brava. “Sus 150 metros de longitud y sus aguas cristalinas, la convierten en un paraíso virgen”, señalan.

Cala Ferriorl / ISIDRO JABATO - WIKIMEDIA COMMONS

Cala Ferriorl / ISIDRO JABATO - WIKIMEDIA COMMONS

“No es posible acceder en coche y el sendero forestal desde la Cala Montgó hasta la Cala Ferriol requiere aproximadamente de una hora y media de caminata, por eso la mejor opción es acceder a ella en barco”.

Cala Trebalúger en Menorca (Islas Baleares)

Para quienes piensen que todo está lleno de gente en las islas Baleares en verano, la cala Trebalúger es el refugio perfecto para demostrarles que todavía es posible encontrar reductos de máxima quietud. “Probablemente es la playa menos frecuentada de Menorca”, explican, “ya que es muy difícil de acceso, excepto para los afortunados que accedan a ella en una embarcación de recreo”. “Se trata de una playa virgen de arena fina reservada a unos pocos privilegiados”, subrayan los responsables de esta selección.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información