Menú Buscar
Faro en East Brother / WIKIMEDIA COMMONS

Se busca pareja responsable para trabajar en un faro

La oferta de trabajo para continuar atendiendo huéspedes en un faro de San Francisco se ha hecho viral

3 min

Lograr un trabajo de ensueño es una tarea que a muchas personas les cuesta toda una vida o que incluso nunca llegan a disfrutar. Vivir para trabajar o trabajar para vivir es un lema que día a día parece estar más arraigado en la sociedad, pues son muchas horas las que se pasan trabajando con tal de ganar dinero. A pesar de ello, hay trabajos que parecen mucho más sencillos que otros y que cualquiera estaría encantado de hacer, más todavía si es por un salario bastante más alto que el SMI y ofrece la posibilidad de vivir en un faro.

Es lo que muchas personas han pensado cuando han visto el anuncio de Che Rodgers y Jillian Meeker, una pareja que ha decidido lanzar en las redes sociales la oferta para el relevo de su puesto en un faro. Lo que no esperaban, seguramente, era que esta oferta se hiciese viral, pero no es para menos. La oferta de trabajo es bien sencilla: tan solo se busca una pareja dispuesta a cuidar de un faro centenario en la pequeña isla de East Brother, cerca de la bahía de San Francisco. El salario para quien acepte el puesto es de 113.000 euros anuales.

Un 'bed and breakfast' con cinco habitaciones

Tanto Che Rodgers como Jilian Meeker han estado cuidando del faro, que se construyó en 1874 y que fue transformado en un curioso y romántico hotel bed and breakfast. Lo único que piden es que la pareja que les tome el relevo abra y cuide del faro, por lo menos, cuatro días por semana. Dentro de los requisitos para solicitar el puesto está que al menos una persona de la pareja tenga el título de capitán de barco, pues es imprescindible para trasladar a los clientes a la isla. También se valora saber cocinar, ya que no sólo hay que preparar el desayuno, sino también la cena.

Las candidaturas están abiertas y todavía no se ha seleccionada a la pareja definitiva. La vacante se cubrirá a mediados del mes de abril otorgando a los agraciados dos semanas de preparación antes de ser ellos mismos los que cuiden del faro.