Menú Buscar
Mesa con platos italianos donde la estrella es la lasaña / PABLO MERCHÁN MONTES - UNSPLASH

Los mejores restaurantes de Barcelona para comer lasaña

Le Cucine Mandarosso o Las Sorrentinas como dos opciones para degustar este plato italiano en la capital catalana

Juan Antonio Marín
6 min

Si por algo destaca la cocina italiana es por sus platos de gran prestigio internacional. La gastronomía del país se caracteriza por haber obtenido el éxito en localizaciones externas a la península. Es difícil no encontrar un restaurante, en otro punto de la Unión Europea, donde no se elaboren pizzas, platos de pasta o las clásicas recetas de la zona del Piamonte.

España es uno de los países donde la cocina italiana ha calado a fondo entre los comensales. A lo largo de las distintas ciudades que componen nuestro territorio, se ubican multitud de restaurantes de esta índole, cuya especialidad reside en la elaboración de alguno de estos platos de origen italiano. Uno de los más conocidos es la lasaña, cuya requiere ingredientes básicos como el queso, la bechamel o la carne picada. La Ciudad Condal cuenta con algunos de estos restaurantes expertos en su preparación. ¿Cuáles son?

El hogar de la lasaña

Dependiendo de la provincia italiana, la lasaña se confecciona de una manera u otra. Entre las recetas más clásicas se encuentran la napolitana y la creada en Bolonia. La Cucine Mandarosso, establecimiento ubicado en el centro de Barcelona, es conocido por preparar una de las lasañas más exquisitas y personales de todo el territorio catalán. A los mandos del timón se encuentra Pietro Leonetti, chef de origen italiano con una dilatada experiencia.

El acogedor local destaca por su dualidad en la decoración, al combinar modernidad y tradición. Las luces y las paredes se encargan de aportar ese toque más vanguardista mientras que los motivos de las estanterías se convierten en el ejemplo perfecto de la cocina más tradicional. Un restaurante italiano donde el sofrito y el tomate utilizado le confieren un carácter especial a esta variedad de pasta.

Sin la presencia de carne

A pocos metros de La Cucine se encuentra Las Sorrentinas, otro de los espacios idóneos de la Ciudad Condal para degustar este clásico de la cocina italiana. El histórico barrio del Born acoge este colorido local que lleva por nombre una de las recetas más típicas del país europeo. Entre los diferentes platos, elaborados a partir de ingredientes completamente frescos, hay opciones veganas y vegetarianas. La lasaña representa uno de estas recetas actualizadas.

Plato de lasaña / EATERS COLLECTIVE - UNSPLASH
Plato de lasaña / EATERS COLLECTIVE - UNSPLASH

Y es que aquellas personas que no consuman nada que provenga del animal tienen la posibilidad de optar por una lasaña vegetal, donde el ragú se sustituye por otro género de producto como las hortalizas o las verduras. Las salsas que se preparan para acompañar los diferentes platos de la carta son otro de los elementos que caracteriza a este pequeño restaurante italiano del centro de Barcelona.

Teniendo en cuenta cada detalle

Otra alternativa para degustar una buena lasaña puede ser la Piazze d’Italia. Para acudir a este restaurante italiano hay que desplazarse hasta L’Antiga Esquerra de l’Eixample. En la cocina se encuentra Nicola Marino, cocinero nacido en Italia que se desplazó hasta Barcelona para ofrecer las mejores recetas originarias de su país. Entre las elaboraciones más características, incluidas en su extensa carta, se incluye la lasaña.

Este clásico de la cocina italiana aparece en el apartado de los primeros platos. El ragú de boloñesa cuenta con una preparación más que artesanal y cuidada. Y es que el chef originario de Bari mima el tiempo de elaboración utilizando cuatro horas para preparar la carne del interior de la lasaña. El Rissoto Certosino di Mare o la Tagliatelle al Ragú constituyen otros de los platos más característicos del establecimiento.

Cultura en todos los sentidos

Si algo caracteriza a Barcelona es su constante expresión vanguardista dentro del mundo del arte. Y es que gracias a restaurantes como Tucco Real Food los artistas con más proyección de la zona pueden exhibir sus diferentes obras en las paredes del local. Así los comensales pueden visualizar algunas de las creaciones más originales mientras degustan unos platos clásicos del establecimiento.

Entre esos clásicos se encuentra la lasaña, elaborada con un gusto muy personal. Y es que si algo caracteriza a Tucco es la utilización de pastas frescas con una relación calidad/ precio envidiable a lo largo de todo el territorio barcelonés. La lasaña elaborada con berenjenas se convierte en uno de los atractivos de este lugar gastronómico.