Menú Buscar
Manifestación de Juventudes contra el cambio climático. Juventud / UNSPLASH

La revolución del clima la lideran los jóvenes (porque quieren tener futuro)

Un movimiento que busca cambiar las formas de habitar el planeta Tierra con el fin de parar los efectos dañinos que se están produciendo

Juan Antonio Marín
17.10.2019 20:14 h.
3 min

Los efectos originados por el cambio climático están consiguiendo ganar terreno a la ficción. Cada vez es más usual ver anuncios, noticias y comunicados donde se advierte de que el final del planeta está cada vez más cerca. La falta de concienciación, por parte de la sociedad actual, forma parte de los factores que han llevado al, cada vez más visible, desgaste de la Tierra. 

Como la esperanza suele ser lo último que se pierde, un conjunto de jóvenes se han agrupado formando lo que se conoce como Juventud X el Clima. Esta pequeña organización, que crece a pasos agigantados, ha elaborado un manifiesto en el que recalcan quiénes son y qué tienen por objetivo. "Únete contra la crisis climática" es el lema que acompaña al título de la formación.

Revertir la situación

Esta iniciativa nace de un grupo de estudiantes de toda Europa con el fin de dar la importancia que merece a la situación de emergencia climática. Reclaman que los políticos están manteniendo una posición de inmovilismo ante tales efectos perjudiciales. La imposibilidad de quedarse quietos frente a tal situación es el principal motor que mueve a la asociación.

 A través de diversas manifestaciones por todo el continente pretenden que la situación se declare como crisis y se comiencen a tomar medidas drásticas. Juventudes X el Clima parafrasea a la activista sueca Greta Thunberg, la principal iniciadora del movimiento. La organización ya cuenta con una serie de iniciativas como Banderas Hundidas que simboliza el peligro de algunas ciudades de España ante el incremento del nivel del mar.

Unidad ante el planeta

Juventudes X el Clima ha conseguido unir y concienciar a jóvenes que el pasado 15 de marzo acudieron a manifestaciones celebradas en 50 países y que volvieron a repetirse el 27 de septiembre. El principal mensaje en estas concentraciones era pedir a los líderes políticos y principales empresarios que escucharan la opinión de los científicos.

No hay un planeta B, reclamaban la multitud de jóvenes que salen a calle todos los viernes para luchar para salvar el mundo de los efectos del cambio climático. Y parece que ya están empezando a ser escuchados, dado que el Secretario General de la ONU convocó una cumbre el pasado mes de septiembre donde los representantes de los gobiernos y del sector privado han anunciado medidas para acentuar la acción climática.