Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vacas /EP

Una joven de 28 años rompe moldes al convertirse en la gerente de una granja de más de 600 vacas

Pilar Arteaga lamenta que en sus primeros meses tuvo que lidiar con voces que cuestionaban su capacidad de liderazgo en un sector en el que predominan los hombres

3 min

Pilar Arteaga Esteban ha demostrado con creces poder ponerse al frente de una granja de 605 vacas a la corta edad de 28 años. La joven, oriunda de Brihuega (Guadalajara), estudió Veterinaria en León y, posteriormente, trabajó en el laboratorio de un centro de inseminación de toros en Bilbao.

Hoy, gestiona el plan sanitario y reproductivo de la explotación de reses de Las Pachecas, en Jerez. Además, se encarga también de las compras de suministro, los cuidados veterinarios y la negociación para vender el producto, entre otras funciones.

Jornadas de 12 horas

“Desde pequeña siempre me ha llamado la atención el campo, en mi pueblo he estado muy vinculada a los animales”, dice la ganadera. Y es que Arteaga decidió dar un cambio a su vida cuando se encontraba en la capital vizcaína. Un perído del que confiesa que se sentía enjaulada entre cuatro paredes: las ocho horas de su jornada laboral se le hacían eternas.

Ella quería respirar aire puro, estar en contacto con la naturaleza y los animales. De hecho, aunque ahora su jornada es incluso superior a las anteriores, ya que llega muchas veces a las 12 horas, admite que no le importa. El tiempo pasa volando cuando eres feliz. 

Un sector liderado por hombres

Su llegada a la capital andaluza se produjo en plena pandemia, en noviembre de 2020, cuando se enteró de que el gerente anterior de la empresa se jubilaba. Los propietarios buscaban a una persona joven con un proyecto innovador, que pasa por el uso de la teconología y de los ordenadores.

Su nombre fue el elegido para dirigir esta ganadería con más de 60 años de historia, que inició su andadura con vacas traídas de Estados Unidos. A pesar de que muchos desconfiaron de su capacidad de liderazgo en un sector en el que predominan los hombres, Pilar no solo se enfrentó al patriarcado, sino que se ganó el respeto de todos quienes pusieron en duda sus habilidades.