Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La isla Martin de Escocia / FACEBOOK

Una isla desierta escocesa de 161 hectáreas busca conserje

El candidato tiene que ser un amante del aire libre y acostumbrado a vivir sin agua caliente y energía eléctrica

3 min

La isla desierta Martin de Escocia busca un voluntario que vigile y guarde el espacio en verano y reciba a los visitantes que lleguen durante la temporada. La isla se encuentra en la costa oeste del país y el escogido será el primer habitante permanente que residirá allí después de 30 años.

La comunidad de Martin emitió un comunicado con la oferta donde avisó que el candidato tendría que ser un amante del aire libre y que estuviera acostumbrado a vivir sin algunos aspectos importantes para el día a día como el agua caliente y la energía eléctrica.

Condiciones

El escogido también deberá saber conducir barcos de motor, ya que es la única forma de transporte que permite salir y entrar de la isla desierta, que se encuentra a unos cinco minutos de tierra firme. 

Además, el conserje trabajará solo tres horas cada día y podrá vivir en uno de los alojamientos de la isla sin pagar los gastos. Los aspirantes podían inscribirse a la oferta hasta el 1 de junio, pero la gran avalancha de solicitudes ha hecho que cierren la aplicación antes de tiempo.

Tres alojamientos

El lugar paradisíaco tan solo cuenta con dos playas. un pequeño museo, una colina para observar aves y tres pequeños alojamientos para los huéspedes. Según la oferta, el guardián disfrutará así de una vida “tranquila y sosegada” en un “lugar privilegiado, sin coches ni aglomeraciones, libre de plástico y con sostenibilidad ambiental".

Con solo 161 hectáreas, la isla se encuentra bajo los imponentes acantilados de Beinn Mhor Coigach y delante del antiguo fuerte vikingo de Dun Canna. El espacio es un reconocido santuario de pájaros de la Real Sociedad para la Protección de las Aves (RSPB) y ahora se utiliza con fines turísticos.

Historia

La isla quedó deshabitada a finales de los años cuarenta y en los años sesenta, una particula compró la isla con fines de conservación natural. En 1980 fue cedida a la Real Sociedad para la Protección de las Aves, e introdujeron un ambicioso programa de protección de aves y de regeneración de bosques. 

Sin embargo, la sociedad decidió dejar la isla de Martin por su ubicación y no haber alcanzado sus objetivos. Entonces el lugar desierto fue transferido a las comunidades de Loch Broom y Coigach.