Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Influencers rusas con sus bolsos de Chanel / REDES

Influencers rusas destruyen sus bolsos de Chanel como forma de protesta

Las famosas del estado de Putin consideran que la marca tiene "rusofobia" contra ellas

2 min

Multitud de influencers rusas se han grabado en sus redes sociales cortando en pedazos y destrozando sus bolsos de Chanel como forma de protesta contra la rusofobia. Una modelo, una presentadora de televisión y una DJ destruyeron sus carteras en numerosos vídeos de Instagram

"Estoy en contra de la rusofobia y de la segregación por nacionalidad", dice una de ellas. "Tengo que decir que si la casa Chanel no respeta a sus clientes, ¿por qué deberíamos respetar la casa Chanel?", reivindica otra influencer, que procede a desmontar una de sus adquisiciones en sus redes sociales. 

Rusofobia

Las mujeres se están volviendo "bruscas" porque Chanel ha establecido restricciones que dificultan que los rusos compren productos de su marca. Las tiendas de Chanel en Rusia están cerradas y a los compradores extranjeros se les pide que confirmen que el artículo no se utilizará en ese país. 

Sin embargo, la marca de bolsos dijo en un comunicado que cumple con todas las leyes de sanciones comerciales: "Actualmente estamos trabajando para mejorar el procedimiento y pedimos disculpas por cualquier malentendido e inconveniente relacionado". 

Indignación

No obstante, estas influencers están siendo muy criticadas, por ejemplo, por la escritora Lynn Brewer: "Me pregunto qué tipo de ser humano en Rusia corta su bolso Chanel para protestar pero no protesta por la matanza de mujeres y niños inocentes en Ucrania". Otros internautas sugieren que las mujeres utilizaron los bolsos más baratos de su colección.

Otra influencer asegura que "si tener un bolso Chanel significa vender mi patria, entonces no necesito un Chanel". Una forma de protesta que ha indignado a muchas personas. "Sus tijeras de jardinería coincidían tanto con su atuendo como con la bolsa que estaba destruyendo", ironiza Jeanne Moss, de la CNN, en Nueva York