Menú Buscar
Frutas y verduras en un mercado / PEXELS

Trucos para que las frutas y verduras se conserven mejor

Meter los productos frescos en la nevera es solo el principio: se debe tener en cuenta mucho más para que estos productos perduren en buen estado

4 min

Es de sobras conocido que introducir las frutas y las verduras en el frigorífico ayuda a mantenerlas en buen estado de conservación durante más tiempo. El frío de este electrodoméstico retrasa la maduración de estos productos y evitan la aparición de hongos y demás signos de corrupción en la comida. Pero este método no siempre es igual de adecuado para todos los alimentos

Hay frutas que, por su composición, es mejor almacenarlas fuera de la nevera para que conserven todas sus vitaminas, como en el caso del plátano, el aguacate y la piña. Y otros productos alimentarios necesitan unas condiciones especiales para que su conservación alteren lo mínimo posible sus propiedades nutricionales. 

Conservación en el frigorífico

La Fundación Española de la Nutrición (FEN) aconseja que las frutas y verduras sean colocadas en el lugar más templado del frigorífico para conservarlas adecuadamente. Es decir, en los cajones de la zona inferior.

frutas
Varias piezas de frutas diferentes / PEXELS

Muchas personas acostumbran a lavar este tipo de alimentos frescos antes de ponerlos en frío, sobre todo cuando son productos de proximidad o adquiridos directamente a los agricultores. Sin embargo este gesto no es recomendable porque la humedad acelera el proceso de deterioro.

Guardarlas por separado

Otro de los trucos para conservar la fruta y verdura en buen estado es mantenerlas separadas de otros alimentos. Este sencillo gesto evita que lo que se conoce como contaminación cruzada --es decir, que haya transferencia de jugos o sustancias entre productos-- y que ello altere el ritmo de maduración. De hecho, si se tiene espacio, se aconseja mantenerlas separadas también entre sí.

Este hecho es especialmente importante en el caso de las manzanas, cuya oxidación es bien conocida y que tiene un efecto importante sobre otros productos alimenticios. Esta fruta tiene un periodo de maduración muy lento --sobre todo dentro del frigorífico-- y por ello aguanta mucho tiempo comestible. Sin embargo, durante el mismo desprende gas etileno, lo que acelera los tiempos del resto de frutas. Para evitarlo, solo hay que guardarlas envueltas en papel de cocina o en una servilleta, que evitará que dicho gas afecte a los demás productos.

frigorifico frutas verduras
Frigorífico repleto de frutas y verduras / PEXELS

¿Cierre hermético o perforado?

Hay productos que, por sus características, se echan a perder muy rápidamente. Es el caso, por ejemplo, de los frutos rojos (fresas, frambuesas, arándanos, moras...) que no solo tienen en común sus tonos de color, sino que en los supermercados suelen encontrarse en pequeños botes --de plástico, normalmente-- perforados. Eso es así porque este tipo de alimentos necesita airearse para una mejor conservación, por lo que es recomendable no tirar estos envases. También pueden guardarse en un recipiente amplio con plástico transparente perforado por encima.

Sin embargo, para las frutas y verduras ya peladas o que se encuentren previamente cortadas es beneficioso que sean guardadas en la nevera y, mejor, en envases​ de cierre hermético. Los tuppers de plástico o botes de cristal con tapadera son la mejor opción para ralentizar la oxidación.