Menú Buscar
Dos personas hacen ejercicio para acabar con el estrés  / UNSPLASH

Formas de acabar con el estrés del día a día

El deporte y la meditación se han convertido en algunas de las prácticas más interesantes para acabar el agobio y la tensión acumulada

Juan Antonio Marín
6 min

Los viernes suelen ir acompañados de una alegría generalizada porque vuelven esos dos días de descanso después de cinco días de trabajo y, en muchas ocasiones, estrés. La jornada laboral ocupa una gran parte de cada día y el cuerpo humano necesita liberar la tensión acumulada durante este tiempo para mantener la salud.

Las técnicas de relajación mental, como puede ser la meditación, y el deporte son algunos de los métodos más utilizados para conseguir este equilibrio.

Opciones sostenibles

El escritor Richard Ballantine aseguró que "el ser humano y la bicicleta constituyen la síntesis perfecta de cuerpo y máquina". Esta actividad física conlleva grandes beneficios para la propia salud y se revela como una gran aliada para acabar con el estrés, tal como afirma un reciente estudio de la revista científica The Lancet.

Importantes núcleos urbanos de este país ya se han hecho eco de la importancia de este medio de transporte urbano y han comenzado a implantar bicicletas para moverse por el interior de la ciudad. Madrid, Barcelona y Valencia son algunas de estas grandes poblaciones, donde cada vez hay más gente que opta por este medio de transporte, que ayuda a despejar la mente a la vez que echa un cable a la naturaleza.

Desconexión total

Otro tipo de prácticas más clásicas para desconectar de la rutina semanal es el yoga. Ya sea en grupos o de manera individual, un importante número de personas realiza estas técnicas para llegar a un grado de plenitud emocional. Y es que hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido los beneficios de esta práctica para mejorar la salud de las personas. De hecho, ha propuesto el día 21 de junio como Día Internacional del Yoga.

Chica haciendo la acción de pedalear en una bicicleta frente al mar / UNSPLASH
Chica haciendo la acción de pedalear en una bicicleta frente al mar / UNSPLASH

Es común encontrar por la calle numerosos establecimientos que ofrecen este tipo de actividades. A pesar del método tradicional, el yoga ha sido una de las terapias de relajación que más éxito ha logrado en el marco de las nuevas tecnologías. Muchos expertos se lanzan a producir vídeos en YouTube que permiten al usuario realizar los diferentes ejercicios desde el salón de su casa. La esterilla y el móvil representan los ingredientes básicos para desconectar desde el hogar.

Usa la mente

Si el deseo de eliminar el estrés conlleva una conexión total con el interior de la persona, la meditación puede representar una de las técnicas más adecuadas. Así lo confirma un estudio de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, que trabajó con el monasterio Scheche, ubicado en Katmandú (Nepal), para analizar los beneficios de esta práctica en los jóvenes budistas. Muchas religiones del mundo siguen ejercitando este tipo de métodos para conectarse directamente con su espíritu y esforzarse para mantener su mente en un estado de bienestar.

Este método se encuentra en una situación similar a la del yoga. Se pueden encontrar centros especializados, aplicaciones móviles y recursos en internet para poner en práctica las diversas técnicas sin necesidad de tener que poner un pie en la calle. Desde el propio hogar también se puede pensar en positivo y visualizar con os ojos cerrados aquellos enclaves que generan paz.

Con gorro y bañador

Siempre se puede recurrir al agua. Otro de los métodos de relajación idóneos para acabar con el estrés puede ser los circuitos hidrotermales. Los spa suelen estar preparados con los instrumentos necesarios para pasar un buen rato de desconexión dentro del agua. Los jacuzzis y las saunas resultan esenciales en esta experiencia y cualquiera puede constatar sus beneficios de manera empírica solo con pasar una tarde en un balneario.

Y es que las burbujas y la temperatura del agua ayudan a liberar esas tensiones propiciadas por el estrés de la semana. Además, muchos de estos centros wellness suelen contar con servicios de masajista, algo que acentúa aún más el clima de relax. A no ser que se disponga de un jacuzzi o piscina climatizada, es difícil poder disfrutar de estas comodidades desde casa, por lo que mejor acudir a estos centros para dejarse llevar.