Menú Buscar
Una mujer saca la ropa de la lavadora / EFE

Los riesgos para la salud de tender la ropa dentro de casa

La humedad de las piezas puede impregnarse en las paredes y generar moho o la proliferación de ácaros del polvo

3 min

Cuántas veces por razones climatológicas, o por casualidad, uno decide tender la ropa dentro de casa para que se seque antes. Ya sea en un tendedero o en los radiadores de la calefacción. Una práctica muy extendida que, en cambio, provoca serios riesgos para la salud.

Pese a que parece un acto inofensivo, el colocar las prendas mojadas en el interior provoca que se vaya acumulando humedad en las estancias. Esta se impregna en las paredes y puede provocar incluso que se genere moho e incluso la proliferación de ácaros del polvo. Así lo ha revelado un estudio realizado por la Escuela de Arquitectura Mackintosh de Escocia, que asegura que la tercera parte de la humedad de las casas es provocada por esta práctica.

Advertencia

Los investigadores subrayan no sólo ser más conscientes de lo que este tipo de acciones implican, sino que dan un toque de alerta a los mismos arquitectos para que tengan en cuenta estas prácticas para hacer casas más resistentes a la humedad.

Ropa tendida en el exterior de una vivienda / CG
Ropa tendida en el exterior de una vivienda / CG

Pero por si estas razones no fueran suficientes, el estudio indica que el secado de ropa comporta la formación de esporas de moho. Esto que podría ser inofensivo e peligrosos para la salud de las personas. De hecho, en el 1 de cada cuatro viviendas analizadas, se han encontrado un tipo de espora que causa infecciones pulmonares en personas con el sistema inmunitario debilitado.

Hongos y moho

La formación de moho no es el único riesgo. Cuando se coloca la ropa mojada encima de los radiadores el nivel de humedad se incrementa un 20% y eso puede llegar a provocar incluso la aparición de hongos. Por otro lado, y al margen de la salud, provoca un incremento del consumo energético, y un mayor gasto económico.

El estudio revela también que, en los meses más fríos, el 87% de los hogares secaba la ropa en el interior. Por esta razón, los investigadores recomiendan a los arquitectos tener en cuenta que es un práctica habitual e incluso diseñar una habitación con características especiales para poder tender la ropa.