Menú Buscar
Carnaval de Lleida / TURISME DE LLEIDA

Ocho fiestas que justifican una visita a Lleida

El Carnaval, la Fiesta Mayor de Mayo, el Aplec del Caragol o la Fiesta de Moros y Cristianos congregan a miles de turistas durante todo el año

8 min

Las fiestas populares son uno de los reclamos más atractivos de las ciudades para los turistas. En el caso de Lleida, existen hasta ocho festividades de importancia que bien justifican una visita a esta ciudad catalana. ¿Cuáles son? Las detallan desde el departamento de Turismo del consistorio municipal.

Carnaval

Los Carnavales de Lleida, que datan del siglo XVI, no fueron recuperados hasta 1984 y se han arraigado con tal fuerza que muchas agrupaciones ciudadanas (e incluso poblaciones del entorno) esperan la celebración de la rúa para participar con sus carrozas y comparsas.

Actuaciones de teatro y algún otro espectáculo completan una atractiva programación que se cierra con una parodia de fin de fiesta bautizada con el nombre de Entierro de la Sardina y que se celebra el Miércoles de Ceniza.

Semana Santa

La Semana Santa en Lleida se ha caracterizado, tradicionalmente, por las procesiones penitenciales que, instituidas en el siglo XIV, tuvieron su máximo esplendor cuatro siglos después. El espectacular desfile religioso, encabezado por la escuadra de los Armats dels Dolors, está formado por diferentes pasos en representación de los siete Dolores de María, las vestas de las respectivas cofradías, los penitentes, los populares portadores de San Lorenzo y el propio tabernáculo de la Virgen de los Dolores.

La noche del Viernes Santo sale, desde la iglesia de la Sangre, la procesión solemne y penitencial del Santo Entierro, organizada por la Congregación de la Sangre. La procesión, encabezada por los Armats de la Sang, saca a la calle diversos pasos en una impresionante representación plástica de la Pasión y Muerte de Cristo, así como el magnífico y artístico tabernáculo de la Virgen de la Soledad, precedida por el Cristo Yacente.

Fiesta Mayor de Mayo

Las Fiesta Mayor de Mayo se celebra en honor a San Anastasio (11 de mayo), un soldado romano hijo de Lleida que fue martirizado en Badalona por orden de Diocleciano en el año 303. Del amplio programa de actividades populares destaca la espectacular ofrenda floral al patrón y la batalla de flores que se celebran el mismo 11 de mayo por la mañana y la tarde respectivamente. Por la Rambla de Ferran desfilan múltiples carrozas, cuyos ocupantes combaten con el público con confeti y serpentinas.

La constante presencia del emblemático dragón de la ciudad, Lo Marraco, y de la pareja de gigantes más antiguos de Cataluña, Marco Antonio y Cleopatra (construidos en 1840), es otro de los atractivos. La fiesta se despide tal y como empezó: con un espléndido castillo de fuegos artificiales en el margen izquierdo del río Segre.

Aplec del Caragol

El Aplec del Caragol, a finales del mes de mayo, pone la rúbrica de la temporada con más programación festiva del año. Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional y Fiesta Nacional de Interés Tradicional, es la más multitudinaria de la ciudad y una de las celebraciones ludicogastronómicas más importantes de Cataluña. Los Camps Elisis acogen durante tres días a 12.000 leridanos organizados en un centenar de peñas que, en sus respectivas parcelas, centran su fiesta en el consumo de doce toneladas de caracoles.

Aplec del Caragol / TURISME DE LLEIDA

Aplec del Caragol / TURISME DE LLEIDA

Originales concursos como las carreras de caracoles o más tradicionales como el tiro de cuerda y la presencia constante de charangas dan un ambiente de alegría del que se contagia toda la ciudad. El desfile de las peñas, el último día de la fiesta, es muy colorista. Durante la semana previa, las peñas organizan diversos actos culturales.

Fiesta de Moros y Cristianos

Con la Fiesta de Moros y Cristianos la ciudad de Lleida ha recuperado con orgullo una tradición perdida y cuyos antecedentes datan del siglo XII. El fin de semana empieza en la Plaza Paeria con las Embajadas, los parlamentos de los embajadores moro y cristiano para evitar la batalla que tendrá lugar el domingo, día grande.

El domingo por la mañana se celebra la denominada entrada infantil y a mediodía se presentan las bandas, que interpretan música propia de la fiesta de Lleida. Por la tarde se concentran las comparsas de moros y cristianos en la Seu Vella para, posteriormente, desfilar con sus vistosos uniformes por las calles más céntricas. Antes que caiga la noche, se inician los parlamentos de carácter satírico que provocan un enfrentamiento verbal al que sigue la espectacular batalla, con el incomparable marco de la Seu Vella de fondo.

Romería de Sant Jaume

Una procesión de farolillos encendidos acompaña el santo desde la iglesia del Carmen hasta la Catedral Nueva para conmemorar el paso del apóstol Santiago (Sant Jaume) por Lleida, estación del Camino de Santiago catalán.

Cuenta la leyenda que, cuando el santo se encontraba entre las calles Mayor y Cavallers, se clavó una espina en el pie y como era de noche no acertaba a quitársela. Entonces, un ángel bajó provisto de un farolillo para iluminarle. En ese enclave se construyó la capilla del Peu del Romeu (1399), en cuyo interior aparece una escultura que representa esta escena.

Fiesta del Vino

En otoño se celebra, coincidiendo con la vendimia y el vino nuevo, la Fiesta del Vino. La muestra acoge las bodegas de la DO Costers del Segre, inscritas en la red de promoción del turismo enológico que, bajo el nombre Ruta del Vino de Lleida-Costers del Segre, lidera el Ayuntamiento de Lleida.

Fiesta del Vino / TURISME DE LLEIDA

Fiesta del Vino / TURISME DE LLEIDA

Aquí se pueden degustar vinos de nueva factura o tradicionales: blancos, rosados o tintos… Además, se programan actividades paralelas de carácter lúdico y enológico como la pisada infantil de uva o las actuaciones musicales.

Fiestas de Otoño

El final de la cosecha arraigó en Lleida las fiestas del que se puede considerar el segundo patrón de la ciudad, San Miguel (29 de septiembre). Es por ello, que coincidiendo con la celebración de la feria agraria de San Miguel, la ciudad celebra sus Fiestas de Otoño, de marcado carácter cultural. A las actuaciones propias de folclore y tradición local (sardanas, bailes de bastones o habaneras) se une una sólida oferta musical y teatral.

Para los amantes del fuego y de los espectáculos pirotécnicos, la Gran Noche del Bestiario reúne la mejor imaginería catalana encabezada por Lo Marraco, el dragón local. Las escuadras de diablos acompañan éste imaginario cortejo en un correfocs que tiene lugar en la avenida de Blondel, una de las vías principales de la ciudad y al que se recomienda acudir con un pañuelo y sombrero para evitar las chispas.