Menú Buscar
Uno de los espacios naturales para disfrutar en Lleida / LULASZ SZMIGIEL - UNSPLASH

Cinco espacios naturales para disfrutar en Lleida

La comarca de Les Garrigues o los campos elíseos son algunos de los atractivos naturales de las tierras leridanas

Juan Antonio Marín
5 min

La diversidad del entorno es uno de los matices que más representa a Cataluña. Esta comunidad autónoma alberga tanto grandes núcleos urbanos como paisajes de mar y montaña a pocos kilómetros de distancia. A lo largo de sus tres provincias se ubican algunos de los Parques Naturales más extensos del país, así como tierras de cultivo de donde nacen los productos más característicos de la zona.

Estos enclaves naturales suponen un golpe de aire fresco para aquellos turistas que desean abandonar la ciudad por unos días. Hoteles rurales o sendas para hacer deporte representan algunos de los atractivos de este lugar. En este sentido, Lleida es una de las tres provincias catalanas que más espacios de este tipo aguarda. Gracias a sus extensas comarcas se puede disfrutar de la naturaleza tanto en llanura como en montaña.

Tras un tiempo ausente, regresó

Es el caso de el Estany d’Ivars Vila-Sana, uno de los lagos más grandes de Cataluña. Su historia resulta peculiar, ya que este estanque fue completamente vaciado en la década de los 50. Este trabajo se llevó a cabo para convertir la laguna en tierras preparadas para el cultivo y, por tanto, destinadas a la producción de materia prima.

Medio siglo después se decidió recuperar el estanque que ahí se había ubicado siempre. En el año 2005 se llevó a cabo el plan para restablecer este paraje tan característico. En el Estany d’Ivars Vila-Sana conviven numerosas especies de fauna y flora. En el ámbito animal destaca la presencia de aves como el somormujo lavanco, una especie acuática con unas características físicas bastante reconocibles. El espacio cuenta con diferentes miradores para disfrutar del estanque desde distintos puntos.

Punto clave en el turismo rural

Las comarcas de Les Garrigues constituyen otro punto esencial dentro del turismo natural de la provincia. Con mesetas no muy altas y extensas praderas, se ubica en la zona del llano meridional de Lleida, limitando con otras comarcas como la de Urgell o el Segre. Les Garrigues también está formada por diversas localidades de pequeña población. La suma de todos estos municipios no alcanza los 20.000 habitantes. El más grande, Borjas Blancas, es también la capital.

Uno de los espacios naturales para disfrutar en Lleida / NIKO PHOTOS - UNSPLASH
Uno de los espacios naturales para disfrutar en Lleida / NIKO PHOTOS - UNSPLASH

Gracias a los enclaves naturales con los que cuenta la zona se vislumbran diferentes tipos de fauna y flora. El almendro y el olivo constituyen dos de las principales actividades económicas de la zona. Les Garrigues cuenta con un aceite de oliva virgen extra de bastante prestigio en la zona. Además de exclusivos parajes naturales la comarca alberga ciertos motivos artísticos propios de la prehistoria. Y es que aquí se ubica la Roca dels Moros donde se encuentran plasmadas varias pinturas rupestres.

Sin salir de la capital

Los grandes picos y valles de la provincia leridana protegen espacios naturales bastante reconocibles. Uno de los más característicos es la huerta leridana, fácil de vislumbrar, ya que rodea prácticamente todos los exteriores de la ciudad. A pesar del crecimiento urbano, este enclave ha sabido adaptarse a diversas condiciones, manteniendo también la afluencia de turismo.

Lo mismo ocurre con su propia versión de los campos elíseos, un lugar donde la naturaleza y la cultura se dan la mano. Y es que a parte de una importante variedad de flora, este paraje cuenta con varios edificios y esculturas propias de épocas anteriores. Este pequeño pulmón de la ciudad se ha convertido en uno de los parques más agradables para visitar, gracias en parte por sus extensos jardines y su exuberante decoración.

Naturaleza en medio de la ciudad

El Jardín Botánico también representa otro de los espacios naturales ubicados en el área metropolitana de Lleida. Casi siete hectáreas de terreno donde se reparten diversas especies de plantas. Estas plantas se encuentran ordenadas según las condiciones de vida determinadas para cada género. Arboretum Dr. Pius Font i Quer es el nombre que adopta este espacio natural.

Tanto la Universidad de Lleida como el ayuntamiento de la localidad de se encargan del mantenimiento y cuidado de este jardín botánico. A su vez, este jardín forma parte del Parque Científico y Tecnológico Agroalimentario de Lleida, también administrado por ambas instituciones.