Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un elefante marino tumbado en una playa / CG

Un elefante marino campa a sus anchas por las calles de una ciudad

Los vecinos del municipio de Puerto Cisnes se sorprendieron al encontrar al animal, muy desorientado, frente a sus casas

3 min

Los vecinos de la localidad de Puerto Cisnes, en Chile, se llevaron una gran sorpresa cuando apareció un inmenso elefante marino frente a sus casas. Los hechos ocurrieron el pasado martes 6 de octubre por la noche, cuando el animal, muy desorientado, se adentró en la ciudad y recorrió hasta 10 manzanas.

Los habitantes de la zona residencial por la que se paseó no tardaron en grabar la surrealista escena, que rápidamente se hizo viral en las redes sociales. En ellos puede verse el elefante marino arrastrándose sin rumbo por las calles, hasta que apareció la Armada chilena.

Esfuerzo colectivo con final feliz

El mamífero se paseó a sus anchas por una zona considerada como el mayor centro urbano de Puerto Cisnes, ubicada al norte de la región de Aysén, a más de 1.500 kilómetros al sur de la capital del país. Los vecinos que presenciaron la escena, llamaron rápidamente a la policía. Y estos, a su vez, contactaron con la Armada.

Junto a ellos, un centenar de ciudadanos salieron a la calle para tratar de reorientar al animal con la intención de devolverlo al mar. Un esfuerzo que llevó varias horas, pero que acabó con el elefante marino sano y salvo de vuelta a su hogar.

Una escena única en el mundo

Para devolverlo al mar, la Armada y los vecinos desplegaron un gigantesco cerco con una red de plástico con la que intentaron marcarle el camino. “Quiero darle la gracias a la comunidad por el gran apoyo. Vamos a estar haciendo patrullas constantes para que no se vaya nuevamente al pueblo y ocurra cualquier accidente”, declaró el sargento José Muñoz, de la Armada de Chile.

Los elefantes marinos (Mirounga leonina) pueden llegar a medir hasta seis metros y pesar hasta cuatro toneladas --los machos-- mientras que las hembras no superan los tres metros de largo y pesan una tonelada de peso. Se trata de uno de los animales marinos más grandes, cuya población mundial alcanza los 650.000 individuos. Una especie muy común en el sur de Chile, aunque nunca se había visto uno de estos ejemplares adentrándose tanto a una ciudad.