Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La inesperada corrección del Boletín Oficial del Estado del jueves 18 de marzo / BOE

La inesperada y divertida corrección del BOE: "Donde dije Digo..."

La casualidad hace coincidir una rectificación con el popular refrán español, dejando "incrédula" incluso a la ministra Teresa Ribera

3 min

El Boletín Oficial del Estado (BOE) de este jueves 18 de marzo ha publicado una curiosa rectificación que se ha viralizado rápidamente en redes sociales. Una corrección que, inesperadamente, ha colado un conocido refrán español en un acto calificado --en tono de humor-- como "justicia boética".

El popular dicho "Donde dije digo, digo Diego" ha aparecido sin querer en un boletín plagado de anuncios oficiales. Como tantas otras veces, el BOE acostumbra a publicar correcciones de errores que se deben subsanar, pero este último ha desatado las risas incluso de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

"Donde dije digo..."

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha corregido un nombramiento que realizó en febrero "una vez advertidos los errores". Concretamente, son dos los errores que se deben subsanar, pero uno llama más la atención que el otro.

"En la página 25540, en el anexo, puesto número de orden 46, Demarcación de Costas. Andalucía Atlántico, Cádiz, Técnico de Proyectos y Obras, código 4406382, con residencia en Cádiz, en Datos del adjudicatario, en la columna: Nombre, donde dice: Digo, debe decir: Diego", reza el escrito del BOE que se ha hecho viral.

La ministra reacciona "incrédula"

Esta apreciación no ha pasado desapercibida para los más avispados, como el catedrático Miguel Presno Linera. El profesor de la Universidad de Oviedo ha compartido esta coincidencia en su cuenta de Twitter, donde la ministra Teresa Ribera se ha hecho eco de la corrección, totalmente "incrédula".

El tuit de la ministra Teresa Ribera / TWITTER
El tuit de la ministra Teresa Ribera / TWITTER

"Incrédula, he preguntado. Y me dicen, con mucha seriedad, que sí... que era imprescindible publicar la corrección. Hay un funcionario que hoy es feliz, y no creo que sea Diego. Buen día a todos. ¡Qué ojo, Miguel!". Una curiosa circunstancia que ha provocado más de una sonrisa en internet.