Menú Buscar
Teléfono móvil con todas las aplicaciones de redes sociales instaladas / UNSPLASH

¿Quieres ser un 'influencer' de las redes? Aquí, algunos consejos

Así es como se pueden mejorar las publicaciones en canales sociales para obtener más 'likes' y convertirte en una celebridad en Instagram o Facebook

Juan Antonio Marín
5 min

Los españoles pasan cerca de dos horas al día, de media, usando las redes sociales. Un dato que revela la importancia de estas plataformas como medio de entretenimiento y, por supuesto, socialización. En este sentido, crear contenido atractivo y de calidad es vital para mejorar la presencia y la repercusión dentro de estas plataformas.

Según el informe Digital 2019 elaborado por Hootsuite y We Are Social, el 60% de los españoles utilizan las redes sociales, por lo que es importante saber cómo y cuándo vender el contenido para que las publicaciones no caigan en el inmenso océano de datos que es internet. Aquí van algunos consejos para mejorar la repercusión en redes sociales.

El contenido es el rey

Seguro que esta frase es una de las más escritas en todas las estrategias para mejorar las redes sociales y eso es porque es cierto. Al fin y al cabo, las redes sociales se basan en la posibilidad última de compartir contenido, sea cual sea. Aquí está el verdadero quid de la cuestión. Si lo que se quiere es llegar a más personas y mejorar la repercusión en redes (aumentar los seguidores y los likes) lo primero pasa por crear contenido de calidad para la audiencia (los seguidores).

Para ello, hay que tener en cuenta dos factores: el qué y el para quien. El qué se cuenta y cómo se cuenta puede ser de por si un motivo de diferenciación, para que un usuario opte por ese perfil antes que por otro. Luego también hay que tener en cuenta para quién se comunica el mensaje. Dependiendo de la edad, condición social o intereses habrá que adaptar el mensaje y publicarlo en una franja horaria u otra.

Compara tu estrategia

Una vez que se tiene claro el mensaje y el público al que va dirigido, lo siguiente será establecer una estrategia de publicación. Para ello, lo más útil es usar un calendario online, donde se puedan planificar con antelación los contenidos. Además, es interesante tener una aplicación de notas donde ir apuntando todas las ideas para posibles publicaciones. La inspiración puede llegar en cualquier momento, por lo que hay que estar preparado.

Chapas de Facebook con sus 'likes' para redes sociales / UNSPLASH
Chapas de Facebook con sus 'likes' para redes sociales / UNSPLASH

Esta estrategia de publicación tiene que tener también una parte de prueba y error, para ir viendo qué contenidos funcionan mejor. En este sentido, utilizar una herramienta de audiencias similares es vital para encontrar nuevos seguidores. Hootsuite ofrece una plataforma que se basa en las características de la audiencia objetivo (los clientes con los que ya se ha interactuado) para encontrar nuevos contactos y mejorar el rendimiento.

Medir siempre

Por último, lo más importante de una estrategia de publicación de contenidos son los resultados. Por ello, es de vital importancia medir el rendimiento que han obtenido las publicaciones a lo largo del mes. Elaborar un reporte mensual para saber si se han conseguido los objetivos fijados será una de las mejores maneras de conocer qué ha ido bien y qué necesita mejorar.

Existen varias herramientas que pueden ser de gran ayuda, como Píxel de Facebook o Hootsuite Analytics, con las que se puede saber qué es lo que está funcionando y en donde se debe concentrar la promoción del contenido.

Invertir en tus redes

Porque el último paso es decidir si se quiere promocionar el contenido en redes sociales o no. Al fin y al cabo, estas plataformas ofrecen la posibilidad de compartir el contenido de manera gratuita, entonces, ¿para qué pagar por promocionar los contenidos?

La respuesta depende del objetivo para el que se utilicen las redes. Si es simplemente un pasatiempo o una manera de publicar contenido personal para compartirlo con otras personas, probablemente no sea necesario. Sin embargo, si se opta por optimizar las redes para, por ejemplo, mejorar un negocio, la promoción puede ser el camino al éxito. Es cierto que requiere una inversión económica, pero si se hace bien se pueden obtener grandes resultados.