Menú Buscar
Imagen de una carretera en un atardecer / PIXABAY

¿Cómo calculan la velocidad máxima de las carreteras para establecer las señales?

El modo de estimarla depende mucho si se trata de vías ya existentes o de nueva construcción

2 min

Es muy probable que en más de una ocasión te hayas preguntado cuáles son las condiciones por las que una carretera concreta determina la velocidad máxima a la que puedes circular por ella. ¿Quién se encarga de esta tarea? ¿Cómo lo hace? ¿Qué factores influyen?

Según explican desde Gizmodo, existen dos formas distintas de proceder dependiendo de si la vía en cuestión ya existe o es nueva. Si se trata de una vía recientemente construida, influyen causas técnicas e incluso geométricas en la estimación. Sin embargo, si se trata de una carretera que ya existe, influye directamente la velocidad media a la que circulan los usuarios habituales.

Carreteras de nueva construcción

Realmente, cuando se establece la velocidad máxima a la que se debe circular, no se estudia específicamente cada tramo. Lo que se tiene más en cuenta es el objetivo de que la velocidad sea lo más constante posible. Sin embargo, lograrlo muchas veces no es fácil.

Generalmente existen cambios de pendiente, curvas pronunciadas, puentes o túneles que obligan a los conductores a reducir la velocidad para posteriormente volver a incrementarla cuando se incorporan a un tramo recto y de pendiente recta. Estos cambios siempre son necesarios, especialmente en carreteras nuevas que deben adaptarse y servir de conexión a las ya existentes.

Carreteras ya existentes

Como hemos mencionado anteriormente, la forma de estimar la velocidad máxima de una carretera ya construida es diferente y viene casi siempre determinada por los conductores de la misma.

Son los oficiales de tráfico los encargados de analizar la velocidad media que mantienen los usuarios en tramos específicos de la vía. Como es lógico, se excluye de este baremo a los conductores temerarios, y se redondea la media hacia arriba o hacia abajo en función de aspectos como la anchura de la carretera o la capacidad de vehículos que está capacitada para admitir.