Menú Buscar
Granos de café / UNSPLASH

Un festival de café, un restaurante de la NBA… planes diferentes en Barcelona

Algunas de las opciones más interesantes en los establecimientos y citas más actuales de la Ciudad Condal

Juan Antonio Marín
5 min

Barcelona forma parte de ese selecto grupo de ciudades donde la falta de planes no constituye el principal argumento del aburrimiento. La gran oferta de eventos musicales, gastronómicos y culturales, durante los 365 días del año, hacen de la capital catalana uno de los enclaves más interesantes a la hora de vivir cualquier tipo de experiencia. Con el mar y la montaña a tan pocos metros de distancia las posibilidades se amplían aún más.

Y es que la Ciudad Condal posee dos puntos estratégicos, sus dos principales montañas. El Tibidabo y Montjuïc vigilan por alto a la ciudad de la Sagrada Familia. Estos dos lugares, a su vez, integran una parte de las infraestructuras, como el parque de atracciones o el Poble Espanyol, donde se celebran casi todos los días ciertas citas para cubrir el entretenimiento de las personas.

Encuentros con sabor

Parte de esas citas están relacionadas con el mundo de la gastronomía, siendo el principal protagonista una de las bebidas más clásicas. El café se convierte en el punto que une a un gran número de amantes con ganas de degustar diferentes variedades. El Independent Barcelona Coffee Festival vuelve para crear ese ambiente cafetero, durante tres días, en el Utopía 126.

La tercera edición del festival ha reunido todos aquellos elementos vanguardistas relacionados con el universo del café. Una entrada de tres euros permite el acceso a un evento donde se encuentran los mejores baristas, tostadores y profesionales, en general, del sector representado en Barcelona. Sin abandonar esta temática, hay otras alternativas para disfrutar, por ejemplo, de un buen café en presencia de Kobe Bryant o Pau Gasol.

El café a tiro libre

La NBA representa uno de los símbolos más importantes del deporte norteamericano. La mejor liga del mundo, en lo que a baloncesto se refiere, cuenta con un gran número de espectadores durante toda la temporada regular y los play offs. Desde ahora un nuevo restaurante llevará sus siglas en el nombre del establecimiento. El NBA Café, ubicado en el distrito de Ciutat Vella, se convierte en una de las opciones más interesantes.

Tazas de distintos tipos de café / UNSPLASH
Tazas de distintos tipos de café / UNSPLASH

A pesar de ser un café, este lugar, con ambientación americana, va un paso más allá y ofrece una carta que mezcla la mejor gastronomía de los Estados Unidos con propuestas frescas del momento. Las hamburguesas premium, los rolls y las alitas de pollo son algunas de las especialidades del restaurante recogidas en su carta. También cuentan con una serie de postres siendo el Oreo Milkshake uno de los más exitosos.

América en el centro de Barcelona

El NBA Café se encuentra en una ubicación idónea dentro de la Ciudad Condal. Rambla 120 es la localización exacta del establecimiento que cuenta con una amplia terraza además de la amplitud del interior de local. Y es que el NBA Café se encuadra en un conocido edificio neoclásico de la mítica calle barcelonesa.

Hasta más de 1.000 metros cuadrados decorados por Lázaro Rosa-Violán. El restaurante abrió sus puertas hace ya más de tres años. Desde entonces se ha convertido en un punto de encuentro tanto para los que aman el baloncesto como los que se dejan llevar por los sabores de la cocina americana. La fusión de la liga norteamericana con AN Grup ha propiciado la apertura de este establecimiento.

Exquisitez en el Gòtic

Para pasar de tomar un café inmerso en la cultura norteamericana a hacerlo dentro de un contexto medieval, tan solo hay que andar unos pocos pasos. El Satan’s Cofee Corner se convierte en una de las alternativas dentro del mundo del café. Ubicado en pleno barrio Gòtic, este local cuenta con una historia más que cautivadora.

Y es que el establecimiento fue en un primer momento una tienda de regalos. El siguiente negoció que acogió, antes de convertirse en una cafetería, fue el de taller de bicicletas. Ahora esta esquina emblemática del centro de Barcelona ofrece uno de los cafés más exquisitos elaborado por un riojano procedente de San Millán de la Cogolla.