Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ciudad de Barcelona ha recibido un galardón por su accesibilidad / Erwan Hersy en UNSPLASH

Barcelona, la tercera ciudad más accesible de Europa

Se reconoce así su red de Metro con prácticamente la totalidad de sus estaciones totalmente adaptadas

Victoria Herrero
6 min

Toda aquella ciudad europea que detaque en materia de accesibilidad y movilidad puede ser una firme candidata para conseguir algunos de los galardones de los Access City Award; unos premios que cada año reconocen a aquellas urbes de Europa cuyas instituciones públicas hacen el esfuerzo de mejor dichas ciudades en pro de garantizar un espacio mucho más accesible y cómodo tanto para las personas que viven en ellas como aquellas que son turistas de paso. 

Barcelona es una de las agraciadas con estos galardones que buscan reconocer los lugares donde se garantiza la igualdad de acceso a los derechos fundamentales, además de mejorar la calidad de vida de esa población para que, con independencia de su edad, movilidad o capacidad tenga el mismo acceso a todos los recursos y espacios que ofrece dicha ciudad. Este es un certamen organizado por la Comisión Europea junto con la entidad European Disability Forum.

Luxemburgo, la más accesible

La capital del pequeño país recibió durante el pasado año el premio como Mejor Ciudad Accesible de 2022 entre todas las candidatas, con una población mayor de 50.000 habitantes, que cada año lanzan iniciativas para acabar con las barreras arquitectónicas presentes en estos espacios, al mismo tiempo que se favorece la habitabilidad de los mismos. 

En el caso de este primer premio han sido varios los argumentos a favor de una ciudad como Luxemburgo para ser la ganadora. Así, sus responsables públicos han apostado fuertemente por la accesibilidad como una prioridad en sus políticas como es el caso de dotar a los autobuses urbanos de rampas y anuncios visuales y de audio para personas con discapacidad. Aparte, desde estos entes se hacen consultas de manera periódica a sus ciudadanos para conocer sus necesidades, en materia de barreras urbanas, de primera mano. 

Imagen de Luxemburgo, la ciudad más accesible de Europa / Cedric Letsch en UNSPLASH
Imagen de Luxemburgo, la ciudad más accesible de Europa / Cedric Letsch en UNSPLASH

La presencia española

No hay que irse muy lejos en el ranking de las mejores ciudades europeas (del total de 40 que presentaron su candidatura el pasado año), elaborado por estos premios, ya que Barcelona se encuentra en la tercer posición tras Helsinki en Finlandia.

Así pues, en el caso de la ciudad condal el jurado que otorga estos premios ha destacado su compromiso en ideas como su red de Metro con un 92% de sus estaciones totalmente accesibles y donde además se pueden encontrar plataformas y palos SOS. Otro de sus medios de transporte público, sus autobuses, cuentan con rampas, información acústica y en braille. De esta manera, Barcelona se une a otras ciudades españolas premiadas otros años como Ávila, Santander, Terrassa, Bilbao, Pamplona, Burgos, Málaga, Logroño, Vigo o Castellón de la Plana. 

Menciones especiales

Además de los galardones otorgados a estas tres urbes europeas, desde los Access City Award se han hecho varias menciones especiales a otras urbes como es el caso de Lovaina en Bélgica y Palma de Mallorca en España. La primera de ellas se lleva esa distinción honorífica por integrar sus esfuerzos de accesibilidad a un plano digital, mientras que en la capital balear el reconocimiento se debe a la mejora que se ha hecho en este sentido en ciertos entornos como son sus playas y parques

Y una mención especial más. En este caso para la ciudad portuguesa de Oporto que ha hecho todo lo posible, coincidiendo además con la celebración del Año Europeo del Ferrocarril, por facilitar la movilidad de todas las personas mejorando el acceso en sus estaciones de tren. Así, entre las obras realizadas en este sentido se han habilitado vagones de metro accesibles para llegar a estas estaciones ferroviarias, además de instalarse señales sonoras para facilitar el desplazamiento a personas con problemas auditivos. 

Una ciudad más amable

Cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y desde el Colegio de Arquitectos de Catalunya en la última edición de esta jornada se puso sobre la mesa la necesidad de garantizar la accesibilidad tanto en el espacio público como en los equipamientos de la ciudad. Además, como estos mismos expertos recuerdan, ese compromiso debe extenderse también a la hora de facilitar a los vecinos y visitantes todas aquellas actividades que quieran realizar; especialmente en su tiempo de ocio

De esta manera, una ciudad más accesible es una ciudad más amable a la hora de impulsar un entorno sin barreras para las personas con discapacidad. Una discapacidad que no solo se refiere a un punto de vista de movilidad, sino también en lo relativo a capacidades auditivas o visuales. En este sentido, y ya antes de recibir este galardón, Barcelona era una referente a nivel internacional en medidas accesibles como pasos de peatones para todos, transporte urbano adaptado o espacios de recarga de sillas motorizadas en el entorno público entre otras medidas.