Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Montaña de Montserrat / PXHERE

¿Qué ver en la montaña de Montserrat?

Este emblemático lugar es uno de los símbolos culturales, espirituales y religiosos de Cataluña

3 min

Ver el santuario, visitar a la Moreneta y escuchar a los niños de la Escolanía entonando el Virolai. Son tres de las cosas que se pueden hacer en la montaña de Montserrat, uno de los símbolos culturales, espirituales y religiosos de Cataluña. Pero desde BCN+ quieren reivindicar también este lugar como un parque natural con personalidad propia, “la que le dan las decenas de agujas redondeadas que dibujan su línea de cumbres”.

Situado a apenas media hora de Barcelona, el Parque Natural de Montserrat permite descubrir los caprichos naturales de la piedra. Una piedra que conocen bien los alpinistas del país, puesto que si el Montseny es la escuela catalana del excursionismo, Montserrat es una auténtica universidad para los escaladores. “Las grandes dificultades asociadas a las rocas de los conglomerados y la altura de las agujas hacen de ‘la montaña de las cien cumbres’, como la definió el poeta Joan Maragall, un lugar mítico para los amantes de la escalada, las vías ferratas y los barrancos”, apuntan.

Las sorpresas del interior de la montaña

BCN+ invita a los visitantes a descubrir el interior de la montaña de Monserrat, ya que “es tan espectacular como su interior”. Las Cuevas del Salnitre y la Cueva Fría de Collbató son dos de las cavidades subterráneas más conocidas, pero hay muchas más que se pueden descubrir dejándose acompañar por un guía especializado.

Cueva Fría de Collbató / ELNYES - WIKIMEDIA COMMONS

Cueva Fría de Collbató / ELNYES - WIKIMEDIA COMMONS

Además de su geología extraordinaria, el parque natural también cuenta con una flora y una fauna muy interesantes. Para disfrutar de ellas únicamente hay que seguir cualquiera de los caminos y senderos que recorren la montaña. “Con un mínimo de preparación física y cierta experiencia montañera, podrás observar águilas perdiceras, halcones y abejarucos, cabras salvajes, ardillas y garduñas, y podrás detectar los rastros que dejan los jabalíes, las jinetas y las víboras. En cuanto al bosque, te lo pasarás muy bien identificando las diferentes plantas endémicas que crecen, bajo los encinares y las robledas, en acantilados y roquedales”, comentan.

Para los amantes del dulce

Los que necesiten recuperar fuerzas después de tanta actividad no pueden irse de la montaña de Monserrat sin probar algunas de las especialidades dulces de la zona: el requesón de Montserrat, las cocas artesanas de Monistrol y los dulces de Collbató.