Menú Buscar
App de la VTC Uber en el móvil

Los 10 objetos más raros que alguien se ha dejado en un Uber

Desde una dentadura de oro a un esmoquín para perro, un ranking de los olvidos más surrealistas en estos vehículos de transporte con conductor

26.04.2019 13:13 h. Actualizado: 26.04.2019 13:29 h.
5 min

 Cuando alguien coge un taxi o un vehículo de transportes con conductor (VTC), ya sea Uber o Cabify, es frecuente que lo haga porque tiene prisa. Recuerden aquel refrán que reza, ...

Este es un ranking que incluye algunos de los objetos más raros que los usuarios de este trasnporte se han olvidado:

1. Dentadura de oro

Surrealista. Dejando a un lado que alguien tenga una dentadura de oro de 18 quilates, todavía sorprende más que decida quitársela mientras se desplaza de un punto a otro de la ciudad. Aún así, es más frecuente de lo que parece que los usuarios de Uber olviden estas protesis dentales --eso sí, normales y corrientes, no elaboradas a base de esta noble material--. 

2. Una cabeza de salmón

Una cosa es desplazarse con bolsas de la compra, pero ¿olvidarse una cabeza de pescado? ¿Quizá la dejó allí de manera deliberada? La opción más plausible apunta a que podría haberse caído de entre los diferentes alimentos que transportase uno de los usuarios. 

3. La foto de una pareja

Un recuerdo especial que acabó en el asiento de un Uber. Una instantánea de una pareja dándose un beso el último día del año. 

4. Una bombona de propano 

Parece más plausible que uno pueda estraviar un objeto de menor tamaño por razones obvias pero, ¿en serio una bombona? Si su destino fue el maletero, las prisas, una vez más, pueden haber influido en que el propietaria se la olvidase. 

Bombonas de butano / EFE

Bombonas de butano en una imagen de archivo / EFE

5. Un hula hoop

Sí, también un hula hoop ha sido encontrado en un vehículo de la compañía Uber. Un objeto difícil de disimular por su tamaño. 

6. Un skateboard de Star Wars 

Más que una rareza, es una buena faena. Si el usuario de un monopatín decide cogert un Uber, seguro que tiene prisa. Dejarse su modo de transporte habitual en el coche --o no, quién sabe-- no debió hacerle mucha gracia.

7. Una caja de huevos 

¿Quién no se ha dado cuenta a última hora del día que tiene la nevera más vacía que el estómago y piensa en una socorrida tortilla francesa para paliar los rugidos estomacales? El usuario de VTC que se dejó una docena de doce huevos en el asiento trasero del vehículo no pudo hacerlo, por razones evidentes. Eso sí, seguro que el conductor agradeció que fuesen huevos y no una cabeza de salmón. 

Una foto de archivo de huevos de gallina

Una foto de archivo de huevos de gallina / EFE

8. Tiras de pollo del 'Seven Eleven'

Este olvido parece tener un claro culpable: una noche de fiesta que acaba con un hambre voraz --como el dueño de los huevos, con la nevera vacía--. Su propietario no puedo esperar hasta llegar al destino y comenzó a darse un festín en el vehículo de Uber, con tan mala suerte que dejó allí seis tiras de pollo. Quizá, ya había saciado su apetito o, en un acto de generosidad extrema, pensó en compartir su ágape con el conductor.

9. Un chihuahua

Un cachorro de chihuahua de ocho semanas. Quizá fue esta la razón del olvido: el usuario de Uber se había estrenado en el mundo de las mascotas, y, de nuevo, por culpa de las prisas, no recordó que era dueño de un pequeño perro de color café. Un despiste lo tiene cualquiera. 

10. Un esmoquin para perros

Más surrealista que el anterior, pero menos peligroso. Esta vez no se olvidaron al perro, sino su esmoquín. Un traje de etiqueta para un animal de pequeñas dimensiones. ¿Se habrá quedado el animal sin acudir a algún evento por culpa de este olvido?