Menú Buscar
Estantería con latas y demás comida enlatada de atún en un supermercado / PIXABAY

Alimentos enlatados que deberías evitar en tu despensa... por tu salud

El bisfenol A es una sustancia perjudicial para la salud que recubre estos envases con problemas para la salud prolongados a largo tiempo

05.10.2019 15:44 h.
5 min

Es muy habitual ver gran cantidad de alimentos envasados y enlatados. Esta técnica de conservación tan extendida y a priori sin peligros puede generar un compuesto tóxico que perjudicaría a nuestra saludnuestra salud

Las latas tienen un recubrimiento especial hecho con resinas de bisfenol A. Este compuesto es muy poco saludable para tu salud, y si se acumula en el cuerpo puede tener efectos devastadores en nuestro organismo. Así lo recoge un estudio de la Universidad de Harvard, que reveló que las personas que consumen sopas enlatadas durante cinco días tenían gran cantidad de este compuesto en la orina. 

¿Toxicidad?

El bisfenol A (BPA en sus siglas en inglés) genera mucho debate entre científicos. Una publicación del Journal of the Medical Association indica que este compuesto se usa para producir plásticos, resinas y latas. En estudio publicado en EEUU confirmó la presencia de altos niveles de este compuesto en bebés y niños, según la web Mejorconsalud.

Canadá fue el primer país que lo declaró como tóxica y le siguió la Unión Europea, donde se prohibió este componente para producir biberones. Sin embargo, las resinas de BPA se siguen usando en otros productos, como en el recubrimiento de las latas de metal para alimentos y bebidas.

Riesgos

El tener en tu organismo niveles altos de bisfenol A puede hacer que tengas diabetes, obesidad, cambios hormonales, fertilidad y obesidad. Las latas, además, contienen productos cancerígenos tales como el formaldehído. Otro de los grandes problemas que tienen los alimentos enlatados es la forma de hacerlo y las precauciones sanitarias que se requiere este proceso. Pueden aparecer otros problemas, como la toxina butolínica, según la web Merca2

El alimento enlatado por excelencia es el atún, aunque las latas contienen gran cantidad de mercurio que hacen que el pescado pierda sus propiedades. La idea de comer atún es que contiene altos niveles de ácidos grasos omega 3 y fósforo. Es más, esta sustancia daña el sistema nervioso e incentiva que una persona pueda sufrir un infarto o de que un feto se desarrolle mal neurológicamente. También pueden contener toxinas butolínicas, como pasó con unas latas de DIA

Verdura enlatada

Las verduras son un gran aliado en términos generales cuando queremos llevar una dieta saludable. Eso sí, la falta de tiempo puede provocar que en lugar de consumir productos frescos (lo recomendable) lo hagamos con productos enlatados. Este tipo de envasado suele contener grandes cantidades de sal, además de conservantes y colorantes para que duren más. 

Una ingesta elevada de sal puede provocar problemas cardiovasculares y de tensión arterial. Si ya de por si una persona fuma o tiene un estilo de vida sedentario este factor de riesgo puede ser un agravante que puede acabar por provocarnos un problema serio de salud, como un infarto o una obstrucción arterial. 

Potajes

Las legumbres envasadas no tienen por qué ser un problema, puesto que son una buena forma de consumirlas si no has podido cocinarlas y ponerlas en remojo. Sin embargo, tienen el mismo problema que el resto de alimentos envasados: contienen productos químicos innecesarios y demasiado sodio.

Los potajes que aparecen en las fotografías tienen una pinta mararvillosa. Eso sí, hay que tener en cuenta que al abrirlos el resultado puede ser muy distinto. Los fabricantes usan ingredientes como almidón modificado, aceites refinados o azúcar. Estos aditivos no deberían de encontrarse en dicho plato. Un plato caso es la mejor opción para tu salud

Conservas en aceite

Ante las conservas que están con aciete es muy importante tener en cuenta que la sustancia sea de oliva. Eso sí, ten cuidado porque algunos de ellos llevan este tipo de bálsamo pero también algunos otros, como girasol e incluso palma. 

En los alimentos envasados los que son más perjudiciales para tu salud son los que están hechos con salsas de tomates, estos incluyen aceite de girasol y azúcar, pero no lo indican en sus etiquetas o al menos, no las cantidades exactas. Es preferible comprar los que estén al natural o en aceite virgen.