Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una lupa encima del icónico globo terráqueo que forma el logo de Wikipedia / WANDERGLOBE

Feliz cumpleaños, Wikipedia

La enciclopedia cumple 20 años convertida en una de las webs más visitadas de internet. Su siguiente reto, combatir las 'fake news'

8 min

Wikipedia ya es mayor de edad. La enciclopedia virtual cumple 20 años este 15 de enero convertida en uno de los sitios más visitados de internet. Según datos de la propia plataforma, la versión en español registró más de 15 billones de consultas a lo largo del pasado año.

Pese a las reticencias iniciales de académicos y editores, esta aventura se ha consagrado por méritos propios. Además, lo más notable es que lo ha hecho mediante un modelo horizontal, gratuito y accesible basado en el conocimiento libre. Un modelo que ha generado 11 proyectos asociados y que afronta el combate contra las fake news como uno de sus desafíos más acuciantes.

 

 

Patricio Lorente, durante las Jornadas sobre Comunicación Científica / CIENCIA EN RED

Una historia de éxito

"Es difícil calificarla como el mejor invento de la historia. Pero es la mayor colección ordenada de conocimiento de la historia, de eso no hay ninguna duda". Quien habla es Patricio Lorente, autor de la obra El conocimiento hereje y expresidente de la Fundación Wikimedia. El escritor argentino recuerda el rechazo primerizo de cierta élite intelectual contra Wikipedia, pero considera que esta percepción ha cambiado por completo: "Hoy Wikipedia es percibido como un vehículo eficaz para compartir conocimiento por las instituciones tradicionales del conocimiento y la cultura".

Incluso instituciones acrisoladas se alían con la herramienta. El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York ha colaborado con wikipedistas --así se denominan los editores de contenidos de la enciclopedia-- para mejorar los metadatos de su colección de arte, y el Smithsonian ha ofrecido sus fotografías de sufragistas a Wikimedia Commons. Veinte años después de su nacimiento, los recelos han desaparecido.

Florencia Claes, vicepresidenta de Wikimedia España  MONTGOMERY, CC (VIA WIKIMEDIA COMMONS)

 

Florencia Claes, vicepresidenta de Wikimedia España / MONTGOMERY, CC (VIA WIKIMEDIA COMMONS)

Más allá de Wikipedia

El batallón de colaboradores que ha construido este edificio digital está formado por unos 3.000 usuarios en nuestro país y más de 90.000 en la esfera de hispanohablantes. “Hay mucha renovación en la comunidad. Poca gente está 10 ó 20 años seguidos, ya que el tiempo que dedicas a escribir es como un voluntariado", declara Florencia Claes​, vicepresidenta de Wikimedia España. La portavoz menciona el primer artículo que escribió: "Lo edité hace 12 años y era sobre la cineasta alemana Doris Dörrie". "Así gane un punto extra en una asignatura de la carrera", recuerda con desenfado.

Entonces no se contaba con un editor de textos parecido a Wordpress o Blogger, sino que la información debía introducirse al igual que cuando se programa código. "En 2015 se activó el editor visual, lo cual mejoró enormemente la creación de entradas", indica. Desde entonces, Wikipedia no ha hecho más que crecer. Y de expandirse: "Con el tiempo se vio la necesidad de crear otros proyectos. Existe Wikimedia Commons, un repositorio audiovisual con más de 70 millones de imágenes, Wikiespecies, o Wikiviajes, que es una especie de guía de viajes colaborativa sin el troleo que sufren las páginas turísticas".

La clásica interfaz de la Wikipedia / WIKIPEDIA

Entrada de 'La Gioconda' en la Wikipedia / WIKIPEDIA

Debate sobre la rigurosidad

El gran caballo de batalla tanto en contra como a favor de Wikipedia durante estas décadas ha sido la fiabilidad de sus contenidos. Los estudios han derrumbado la desconfianza en la edición colaborativa de la plataforma online. Eduard Aibar, profesor e investigador de los estudios de artes y humanidades en la UOC, ha liderado varios estudios que ponen en solfa las dudas sobre la Wikipedia. "En 2015 y 2016 realizamos dos estudios. En el primero, comprobamos que el profesorado no odia Wikipedia, sino que lo usa y aprecia sus contenidos. En el segundo, comprobamos que Wikipedia era una fuente de calidad en los artículos científicos".

Si bien existen los llamados stubs --contenidos con apenas unos pocos párrafos--, Aibar apunta que durante estos años "la calidad ha ido aumentando". Pero siguen habiendo algunas asignaturas pendientes, como la escasa presencia femenina entre los editores --"hemos contabilizado a solo un 15% de editoras mujeres"-- así como la detección de publicaciones promocionales de algunas empresas o instituciones.

Prevenir los sesgos

Para participar en el tesauro, basta con tener acceso a Internet e inscribirse libremente. "Te puedes dar de alta y empezar a editar. Cada uno de los proyectos tiene un montón de tutoriales sobre cómo abordarlos y el funcionamiento de Wikipedia se basa en cinco pilares", explica Claes.

Se trata de normas básicas para garantizar la convivencia interna. "La más importante de las normas es entender que Wikipedia no es un diccionario ni un foro de debate. Para editar hay que referenciar, siempre hay que buscar una referencia para asegurar la veracidad del contenido", detalla.

Pros y contras de la edición

Es cierto que el sistema de revisión a posteriori se distingue del procedimiento de publicación en otras instituciones. En las revistas científicas, por citar un ejemplo, se exige un mecanismo previo de análisis para garantizar la formalidad de los textos.

Por contra, Wikipedia permite a todos los curiosos comprobar el historial de edición de cada artículo, una opción inexistente en las enciclopedias en papel. "Además, las enciclopedias tradicionales no tienen un ritmo de actualizació tan alto. Nosotros actualizamos minuto a minuto. Cuando al Covid-19 se le puso nombre el 11 de febrero, la entrada no tenía nada que ver con su estado actual".

Jimmy Wales, fundador de Wikipedia / WIKIPEDIA

 

Jimmy Wales, fundador de Wikipedia / WIKIPEDIA

Los próximos 20 años

La organización que lidera Claes intenta dar a conocer el repertorio de alternativas creados gracias a la tecnología wiki a los internautas acostumbrados a navegar únicamente por la enciclopedia. Pero no es el único reto que se marca el colectivo: "Para mí personalmente, creo que el principal reto es la verificación de la información. En colaboración con Medialab Prado de Madrid, organismo dependiente del Ayuntamiento de Madrid, trabajamos en herramientas que nos permitan verificar si la fuente miente antes de utilizarla". Una estrategia fundamental para prevenir el uso de fake news por parte de los colaboradores.

"El principal reto de Wikipedia es el de preservar y hacer crecer una comunidad entusiasta de wikipedistas dispuestos a donar tiempo y esfuerzo en desarrollar y curar los contenidos de la enciclopedia. Sin esta comunidad, o incluso con una comunidad cada vez más cerrada y endogámica, Wikipedia tendrá enormes dificultades en el futuro cercano", concluye Lorente.