Menú Buscar
Traductora de Blarlo trabajando en remoto desde su casa / BLARLO

Así viven la crisis del coronavirus los traductores de varios países

La plataforma Blarlo cuenta con más de 4.000 traductores profesionales en distintos rincones del mundo

6 min

“Vivo en la provincia de Liaoning, al noreste de China, que no se vio muy afectada por esta nueva pandemia. La situación ha estado controlada con las medidas del Gobierno de bloquear y segregar, controlar el flujo de las multitudes, la distribución de material como mascarillas, así como premios y sanciones a quienes gestionan bien o mal esta crisis”. Así describe su experiencia Junbo Hou, quien se dedica a la traducción, una profesión en la que el teletrabajo, afortunadamente, es posible.

En estos días, mientras el virus va avanzando por diferentes países y regiones, las traducciones también se vuelven más necesarias. Las compañías quieren informar a sus trabajadores que, en muchas ocasiones, están localizados en diferentes países. La información es clave para evitar más caos e histeria en tiempos de crisis. “Profesionalmente, me pidieron que tradujera documentos relacionados con el coronavirus para una ONG para la que decidí trabajar como traductor voluntario”, detalla Zibow Retailleau, quien forma parte de la plataforma de traducción Blarlo, desde Mauricio.

Varios traductores trabajando / FREPPIK
Varios traductores trabajando / FREPPIK

China, donde arrancó todo

En China, la situación está ahora más estabilizada que en España donde los números de casos por coronavirus crecen cada día.

“Todos llevamos mascarillas --propias o proporcionadas por nuestra empresa-- en todo momento, y los guardias de seguridad controlan nuestra temperatura en las oficinas y en las calles. Mantenemos las superficies comunes desinfectadas y antes de sentarnos en nuestros escritorios se nos pide lavarnos las manos con jabón y rociar una solución desinfectante en nuestras pertenencias. Los servicios de interpretación, conferencias, reuniones, excepto las telefónicos y online, han sido cancelados. Esperamos que todo el mundo pueda estar en la misma situación que China muy pronto”, subraya Luz M. Sanchis.

Desinfectando un teclado para evitar propagar el Covid-19
Desinfectando un teclado para evitar propagar el Covid-19

Más de 600 muertos en un sólo día

Sin embargo, en el lado opuesto de China se encuentra Italia. El país ha llegado a registrar más de 600 muertos por Covid-19 en un sólo día. La situación es realmente alarmante y así también los sufren y cuentan los traductores que viven o son de allí.“La situación es realmente mala. Muchos de los eventos a los que debía de asistir como intérprete fueron cancelados y la industria de la traducción también está experimentando una cierta crisis”, subraya Beatriz Gandolfo.

Mientras, Mariam Deambrogio lamenta que el Gobierno italiano no haya cerrado todo antes y recomienda a los compañeros de otros países aislarse, quedarse en casa y evitar cualquier actividad social innecesaria porque “esta enfermedad se propaga muy rápidamente”.

Un traductor tomando nota / FREEPIK
Un traductor tomando nota / FREEPIK

El ejemplo de Corea del Sur

Asimismo, algunos países como Corea del Sur están siendo vistos por otros gobiernos como un buen ejemplo de lo que hay que hacer frente a una pandemia como ésta. “La gente aquí es consciente de la importancia de las mascarillas y el Gobierno estaba completamente preparado desde el principio, por lo que la situación ha estado controlada”, detalla Hannie Hyewon Hong. En la misma línea se expresa Siyeon Choi. “El pueblo coreano muestra una actitud cooperativa. Se pone mascarillas faciales y se lava bien las manos para evitar infecciones y la propagación del virus. Y está listo para quedarse en casa y trabajar de forma remota si corresponde”, matiza.

En España, ya hemos llegado a la cifra del millar de muertos y los 20.000 contagiados. Y todo apunta a que la situación todavía podría empeorar en los próximos días. El Gobierno decretó el estado de alarma y la gente, a medida que pasan las jornadas, es más consciente de la importancia del confinamiento.

Supermercados vaciados y descenso del trabajo

Rachel Hall vive en Toledo y confiesa que la gente está realmente preocupada. Explica que, como en otras localidades, en algunas tiendas y supermercados se pueden ver estantes vacíos y nadie habla de otra cosa que no sea el coronavirus. “Todas las actividades de mi hija han sido canceladas y mi madre tenía planeado un viaje, pero tendrá que esperar porque han prohibido viajar. Y, desde un punto de vista profesional, he comenzado a recibir proyectos para traducir contenido relacionado con el coronavirus. Creo que partimos con la ventaja de que muchos de nosotros ya estamos acostumbrados a trabajar de forma remota y tenemos la capacidad de trabajar con clientes de todo el mundo. Espero que las cosas vuelvan a la normalidad muy pronto”, explica.

Soraya Muñoz vive con su pareja en Madrid y han estado con un poco de fiebre, congestión nasal y tos, pero asegura que ya ambos se encuentran bien. En lo profesional, Muñoz lamenta un descenso del trabajo en su caso al trabajar, sobre todo, para clientes italianos. Pero ella espera, como muchos otros, que la situación vuelva a la normalidad lo antes posible. Y recuerda que "siempre es mejor prevenir que curar".