Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cargador de un móvil / PIXABAY

La UE impondrá el cargador universal para dispositivos electrónicos en 2024

Los móviles, ordenadores y 'tablets' tendrán una única solución de carga USB-C para abaratar costes y reducir residuos

3 min

Acuerdo en Bruselas para imponer el cargador único de puerto USB-C a una quincena de dispositivos electrónicos como ordenadores portátiles, teléfonos, tablets, cámaras digitales, auriculares y consolas de videojuegos.

La adopción formal del acuerdo por el pleno del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo se llevará a cabo después del verano. Por tanto, la entrada en vigor de las nuevas normas se efectuará en otoño de 2024, de acuerdo con los plazos legales vigentes.

También para ordenadores

Durante las negociaciones se han añadido a la lista de productos algunos que no habían sido contemplados inicialmente por la Comisión Europea, como los lectores de e-books o e-readers, los miniauriculares inalámbricos, los teclados y los dispositivos de navegación.

También será obligatorio el cargador universal para los ordenadores portátiles, aunque en este caso su entrada en vigor se aplazará 18 meses más para garantizar suficiente tiempo de adaptación a los fabricantes.

Universitaria trabajando con uno de los mejores modelos de ordenadores / Christin Hume en UNSPLASH
Universitaria trabajando con uno de los mejores modelos de ordenadores / Christin Hume en UNSPLASH

Basura electrónica

Uno de los objetivos de la reforma legal es reducir la basura electrónica en el continente y evitar que los consumidores tengan que adquirir cables y cargadores nuevos cada vez que compran un artículo

Según los datos de la UE, cada año se generan entre 11.000 y 13.000 toneladas de residuos en el espacio comunitario. Con la generalización del cargador único los europeos podrán ahorrarse unos 250 millones de euros en soluciones de carga.

Normas de etiquetado

Con todo, se prevén excepciones para que queden exentos los artículos que por ser demasiados pequeños no serían compatibles con ese modelo de puerto, como los smartwatches o relojes inteligentes, los monitores de actividad y otros aparatos para la práctica deportiva.

Entre las novedades, también se incluye la obligación de informar y etiquetar de forma clara las opciones de carga, así como indicar si el producto viene con cargador. Además, la velocidad de carga también quedará armonizada para dispositivos que admiten carga rápida.