Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tres versiones del teléfono Honor 10X Lite en diferentes colores / Honor

Huawei vende su filial Honor ante la "enorme presión" de EEUU

La tenológica china pretende así salvaguardar la cadena industrial tras las sanciones por parte del Gobierno de Donald Trump

3 min

Huawei se deshace de su marca teléfonos móviles de bajo coste Honor. El motivo es, principalmente, "garantizar la supervivencia" del grupo después de la "enorme presión" a la que se ha visto sometida la compañía tras el bloqueo de Estados Unidos. Así, la venta de Honor, fundada en 2013, tiene como objetivo ayudar a los vendedores y proveedores de productos a superar este "momento difícil", tal y como explican a través de un comunicado fuentes de la compañía. 

En concreto, todas las participaciones de Huawei en Honor se ha vendido a Shenzhen Zhixin New Information Technology, un consorcio formado por una treintena de representantes y distribuidores. "Esta adquisición representa una inversión impulsada por el mercado para salvar la cadena industrial de Honor. Es la mejor solución para proteger los intereses de sus consumidores, vendedores, proveedores, socios y empleados", reza el comunicado. 

Sin noticias del importe

La venta -cuyo importe no se ha detallado en el comunicado- se produce en un momento en el que Huawei está sometida a varias presiones por parte de Estados Unidos. La Administración presidida por Donald Trump considera a la firma asiática como una amenaza para la seguridad nacional, ya que los aparatos de la marca -según Trump- podrían manipularse para que Pekín espíe a sus usuarios, algo que desde Huawei siempre han negado.

El pasado agosto, además, EEUU adoptó una serie de medidas para que impedir que Huawei adquira microprocesadores u otros componentes producidos de otras empresas y realizados, parcial o totalmente, con software o hardware estadounidense. En la práctica, esto supone que los principales productores de chips de Europa y Asia, como la holandesa NXP Semiconductors, la taiwanesa MediaTek o la coreana Samsung Electronics solo pueden vender sus productos a Huawei si Estados Unidos lo autoriza. Así, "es posible que la venta permita que Honor use tecnología de Estados Unidos y software como Google, y también hay posibilidades de que Honor recupere nichos que Huawei ha perdido en el mercado internacional", dijeron analistas citados hoy por el diario estatal Global Times.