Menú Buscar
Cambio de frecuencias de la TDT por el Segundo Dividendo Digital / EP

El Gobierno fija una nueva fecha para finalizar el Segundo Dividendo Digital

El coronavirus obligó a aplazar la liberación de la banda de 700 MHz que estaba previsto que concluyera a finales de junio

3 min

El Segundo Dividendo Digital ya tiene un nuevo calendario de finalización. El Consejo de Ministros ha fijado este martes el 31 de octubre de 2020 como nueva fecha para concluir el proceso de liberación de la banda de 700MHz, conocido como Segundo Dividendo Digital.

"Esta nueva fecha es consecuencia de la situación excepcional provocada por la crisis sanitaria del Covid-19, ya que las medidas de distanciamiento social y restricción de movilidad implantadas durante el estado de alarma obligaron a ralentizar la ejecución de las actuaciones para la liberación de estas frecuencias, necesarias para el despliegue de las futuras redes 5G", ha explicado el Ejecutivo.

Aplazamiento 

El pasado 30 de marzo, en medio de la crisis del coronavirus, el Ejecutivo español comunicó a la Unión Europea que, tal y como establece la norma por causas de fuerza mayor y estaba ocurriendo en otros países, la situación provocada por la pandmia impedía completar el proceso para el 30 de junio de 2020, plazo establecido inicialmente. 

En consecuencia, se produjo el aplazamiento de la licitación de la banda de frecuencias de 700Mhz que ocupa la TDT para servicios 5G, que, tal y como anunció el pasado mayo la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, se producirá en el primer trimestre del 2021.

Nuevas medidas preventivas

Por otra parte, la emisión simultánea de un canal de televisión a través de las frecuencias nueva y antigua se va a mantener hasta el 30 de septiembre, con el fin de facilitar a los usuarios la adaptación de sus instalaciones para recibir las nuevas frecuencias planificadas. Las tareas de liberación del Segundo Dividendo Digital que han de ejecutar los distintos agentes se deberán seguir realizando, en cualquier caso, siguiendo siempre las instrucciones dictadas por las autoridades sanitarias.

En concreto, el personal técnico que realice actuaciones en los edificios y domicilios particulares deberá adoptar las medidas de prevención necesarias, como el distanciamiento social, la utilización de mascarillas y guantes desechables o soluciones desinfectantes.