Menú Buscar
Un hombre agobiado en su teletrabajo en tiempo de coronavirus

Una empresa española ofrece pisos turísticos para teletrabajar fuera de casa

El objetivo es que los empleados puedan ser más productivos sin poner en riesgo su salud

3 min

El teletrabajo se ha impuesto a marchas forzadas en España por la crisis sanitaria que ha provocado el Covid-19. Sin embargo, no siempre es fácil trabajar en remoto o desde casa. Se requiere no sólo de las herramientas necesarias sino, también, de un ambiente adecuado. En casa, con los niños y otras distracciones no siempre es fácil concentrarse. 

Así, ante la pregunta cómo conseguir mantener la actividad empresarial, con un teletrabajo realmente productivo y seguro para la salud, una empresa española ofrece una solución. Se trata de Spases y su plan es optar por pisos turísticos y convertirlos en oficinas temporales. Esta firma ofrece espacios de trabajo individuales en el mismo barrio en el que viven los empleados para que no se tengan que desplazar demasiado, dada la situación de estado de alarma decretada por el Gobierno.

Condiciones 

El objetivo no es otro, según ha subrayado la compañía este miércoles, que aumentar la productividad de los empleados, garantizando así la supervivencia del negocio, pero sin poner en riesgo la salud de la plantilla. "Los teletrabajadores evitan el caos del hogar, ya que pueden elegir un lugar que esté cerca de su casa, donde tendrán un espacio de trabajo, una silla cómoda, una buena conexión wifi, auto-acceso al inmueble y una máquina de café", matiza la firma a través de un comunicado. 

Sin embargo, Spases tiene claro que hay que cumplir con el confinamiento y las medidas de seguridad que ha fijado el Ejecutivo español. Para ello, se otorgará un espacio para cada persona, de manera que se respeten las distancias. "El anfitrión lo preparará todo y no volverá a entrar en el espacio hasta la salida del trabajador. No habrá limpieza (a menos que se solicite) durante el alquiler", detalla esta empresa. 

Asimismo, los trabajadores no tendrán que conducir ni tomar ningún tipo de transporte publico para llegar a su nueva oficina temporal. Y, por último, se establece un precio único por ciudad. “No es el momento de hacer millones. Por ello cobraremos una comisión del 20% a los clientes (empleadores). Esto se destinará a cubrir el coste de nuestro personal (producto e ingeniería, marketing, soporte y ventas)", concluye Spases.