Menú Buscar
Es importante preservar nuestra seguiridad online en todos los dispositivos que usamos / Europa Press

Consejos para preservar nuestra seguridad online en Navidad

Durante las Navidades somos más propensos a abrir archivos adjuntos y enlaces, olvidándonos de los ciberdelincuentes

4 min

La Navidad es una época de consumo, de todo tipo, y excesos. También es una época en la que, dadas las vacaciones y festivos, es más fácil relajarse y disfrutar de los últimos días del año. Pero, claro, esa relajación, a veces, nos puede salir cara. El espíritu navideño nos invade hasta el punto de hacernos más propensos a abrir todo tipo de archivos en los emails que nos llegan y dirigirnos a diferentes links y enlaces, pensando en que pueden ser felicitaciones.

Sin embargo, esta alegría navideña facilita la actividad de los ciberdelincuentes y, por consiguiente, pone en peligro nuestra seguridad online. Para evitarlo, lo mejor es tener en cuanta algunos detalles y ser prudentes. Bitdefender la compañía de ciberseguridad, nos recuerda algunos consejos que podemos seguir estas Navidades.

  1. Confiar solo en tiendas online conocidas: durante la Navidad es muy posible que, navegando por internet, encontremos las mejores ofertas en tiendas totalmente desconocidas. En estos casos, es posible que se trate de págineas web falsas, de empresas que no existan y cuyo único objetivo es conseguir nuestros datos y controlar nuestras cuentas.

  2. Webs con prefijo HTTPS en su dirección: las compras online implican, a su vez, tener que compartir información personal y confidencial con los sitios web, pero los datos enviados a través de HTTP no están encriptados. Cualquier hacker puede robar nuestros datos si la tienda online no es segura.

  3. Enlaces en correos electrónicos y redes sociales: el phishing es la forma más común a la hora de obtener datos personales.

  4. Conectarse a redes seguras: las conexiones wifi sin protección son un tesoro para los atacantes. Si de verdad necesita usar una wifi desconocida como conexión, al menos, emplea una VPN.

  5. Doble autenticación para transacciones financieras: la autenticación multifactor (MFA) y la autenticación de dos factores (2FA) son excelentes maneras de asegurar una cuenta. De esta manera, si alguien consigue tus credenciales, necesitará también tener acceso a tu móvil o a tu email. 

  6. Contraseñas robustas: debemos usar siempre contraseñas complejas, especialmente en nuestras cuentas en tiendas online. Y, en la medida de lo posible, lo mejor es evitar usar la misma contraseña en varios sitios web.

  7. Alertas en las tarjetas de crédito: si aún no tienes este servicio, pídelo. La mayoría de los bancos ofrecen esta función de manera que, cuando se usa una tarjeta de crédito robada, las personas reciben notificaciones inmediatas. 

  8. Atención a la suplantación de identidad: las empresas y organizaciones nunca solicitan detalles personales o datos financieros a través de internet. Evita dar este tipo de información si recibes un mensaje que te la solicita porque es muy posible que sea una estafa o fraude.