Menú Buscar
Interior de la Sala Apolo / MARIO CARPIO

La Sala Apolo y su pasado como parque de atracciones

Una de las salas más emblemáticas de Barcelona abrió sus puertas en 1935, aunque con una finalidad muy distinta

3 min

En 1935, el joven burgués José Vallés Rivera decidió emprender  una aventura que muchos tildaron de imposible: abrir en Barcelona un parque de atracciones dentro de un espacio cubierto. El lugar escogido fue la calle de moda en la época, la antigua Avenida de Francesc Layret, rebautizada con el sobrenombre del Broadway catalán. A pesar de los muchos obstáculos que Vallés encontró por el camino, como una Guerra Civil y una dictadura devastadora, su proyecto se convirtió enseguida en el entretenimiento principal de toda la ciudad.

Un parque de atracciones completo

Bajo el nombre Autopark, que con el tiempo cambiaría a Atracciones Apolo, el pequeño parque tenía prácticamente de todo. Desde los clásicos caballitos, pasando por un teatro de guiñol, un laberinto y el Tren de la Bruja, hasta llegar a la famosa Gruta Mágica o la Casa de la Risa, dos de las atracciones más populares. El Autopark de Vallés gozó de una gran acogida durante las décadas de 1950 y 1960. Gracias también a la instalación de una pista de baile que atrajo a otro tipo de público objetivo.

Restos de la Auto Gruta de Atracciones Apolo / APOLO 75

Restos de la Auto Gruta de Atracciones Apolo / APOLO 75

Lamentablemente, esta nueva propuesta de ocio fue ganando terreno a las atracciones del Autopark, transformándolo por completo hasta su cierre definitivo en 1990. Desde entonces, el mítico local de Barcelona ha sido un club deportivo, una sala de bingo, un hotel y una discoteca, entre otros negocios. Una larga trayectoria que la convierte en la sala de baile más antigua de España.

La sala Apolo cumple 75 años

Este año, la sala Apolo celebra su 75 aniversario, uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad condal. Un claro ejemplo de los cambios culturales que ha atravesado la sociedad española a lo largo de su historia más reciente.

Atracciones Apolo en 1975 / JOAN FERRER

Atracciones Apolo en 1975 / JOAN FERRER

Por su escenario han pasado todo tipo de artistas y géneros, más de 500 conciertos y los cimientos de dos de los festivales más importantes del panorama nacional: el Primavera Sound y el Sónar. Coldplay, Orbital, Irma Thomas o Solomon Burk son solo algunos de los artistas que han deleitado a los barceloneses con su música. Todo gracias a la ya legendaria Sala Apolo.