Menú Buscar
'Stranger Things', una de las series que podrían dejar de grabarse en Georgia / NETFLIX

La ley antiaborto puede dejar al estado de Georgia sin rodajes

Netflix ya ha amenazado con dejar de grabar en dicho estado de aplicarse una restrictiva norma contra los derechos de las mujeres

06.06.2019 12:59 h.
6 min

Como ha ocurrido con otros temas de calado político y social, la nueva ley antiabortista que recorre los despachos legislativos de los estados miembros de Estados Unidos –y que ya ha sido aprobada en algunos de ellos– ha provocado que la industria audiovisual tome partido. La conocida como Ley del Latido ya ha recibido la firma del gobernador de Georgia, Brian P. Kemp. Allí ya ha sido aprobada, al igual que en Ohio, Misisipi, Kentucky, Iowa, Alabama, Dakota del Norte o Misuri. Aunque habrá que esperar al año 2020 para que entre en vigor, en el caso de Georgia, de ponerse en práctica los supuestos legales de la nueva normativa, grandes compañías como Netflix, Marvel y Disney han declarado estar dispuestas a cancelar y retirar todos los rodajes de las series y películas que allí se filmen.

Desde hace unos años se conoce a Georgia como 'el Hollywood del sur'. La política fiscal puesta en marcha allá por el año 2008 para reducir los impuestos a las producciones televisivas y cinematográficas ha convertido a este estado en una tentación difícil de rechazar para las productoras. Se estima que al año esta región al sur de los Estados Unidos ingresa más de 2'5 mil millones de dólares por ser el escenario real de diferentes producciones audiovisuales. Entre los títulos que allí se han rodado Black Panther, Vengadores, The Walking Dead, Insatiable o Stranger Things. Estas dos últimas son series pertenecen a la plataforma de vídeo bajo demanda Netflix, la última gran compañía que ha amenazado con dejar Georgia de entrar en vigor la Ley del Latido.

Derechos de millones de mujeres

El director de contenidos de Netflix, Ted Sarandons, afirmaba  a Variety que “tenemos muchas mujeres trabajando en nuestras producciones de Georgia, cuyos derechos, junto con los de millones de mujeres ser verán severamente restringidos por esta ley”. Sarandons ha asegurado que desde Netflix trabajarían “con la Unión Americana por las Libertades Civiles y otros organismos para luchar en los tribunales contra la entrada en vigor de esta ley”. La retirada efectiva de la inversión de la plataforma en streaming en Georgia sólo se completará de entrar en vigor la nueva ley. Según lo publicado por Variety, las fuentes de Netflix afirman que “como la legislación todavía no ha sido implementada, seguiremos rodando allí, pero apoyaremos a los socios y trabajadores que decidan no hacerlo”.

Mujer en una manifestación ciudadana / PIXABAY

Mujer en una manifestación ciudadana / PIXABAY

No es la primera vez que el estado de Georgia se enfrenta a la amenaza de perder la millonaria inversión audiovisual de la que goza por cuestiones de índole legislativa. Hace apenas tres años (2016) que ocurrió algo similar. Entonces era un proyecto de ley sobre la libertad religiosa lo que provocó las quejas de productoras de la talla de Disney y Marvel. En aquel momento las advertencias de retirada fueron efectivas, pues quien ostentaba el cargo de gobernador en aquella fecha, Nathan Deal, dio marcha atrás y la ley no entró a formar parte del ordenamiento jurídico georgiano. En esta ocasión, Disney se vuelve a ver envuelta por la polémica de una posible ley de carácter social.

Movimientos de protesta

Frente a la contundencia que mostró en el caso de la libertad religiosa, Disney mantiene la prudencia a la espera de lo que finalmente acabe ocurriendo con la Ley del Latido. Aún así, no es ajena a lo que la legislación antiabortista está provocando en el Estado. En declaraciones a la agencia de noticias de Reino Unido, portavoces de la factoría han asegurado que “será muy difícil seguir filmando en Georgia. Muchas personas que trabajan allí para nosotros no lo harán y, aunque queremos hacerlo, tendremos que atender sus peticiones en ese sentido. En este momento lo estamos tratando con mucho cuidado”.

La restricción al aborto en tierras norteamericanas es consecuencia de una promesa electoral del ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Las nuevas normas redactadas y aprobadas al hilo de dicha propuesta mantienen dividida a la sociedad de América del Norte. Las mujeres han sido el grupo que más se ha movilizado en estos días para protestar contra lo que consideran un recorte de derechos. A ellas se han sumado no sólo grandes compañías como Netflix, sino también actrices como Alyssa Milano, protagonista de Insatiable, Debra Messing, Piper Perabo o actores como Sean Penn, Alec Baldwin y Colin Hanks.