Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Liam Young en el Sónar+D / CG

Una ciudad para alojar a la población mundial: la propuesta sostenible de Liam Young en el Sónar

El arquitecto australiano diseña un núcleo urbano que reúna a 10.000 millones de seres humanos en el 0,02% de la superficie terrestre

3 min

El arquitecto y director de cine Liam Young ha creado el diseño definitivo de una ciudad del futuro. El australiano propone una ciudad de 10.000 millones de seres humanos –la población mundial prevista para 2050—,  que podría ocupar solamente el 0,02% de la superficie de la Tierra. Un proyecto que ha explicado en el cortometraje y el libro Planet City.

El experto en edificación ha presentado en el Sónar+D su proyecto personal a través de un discurso audiovisual envolvente en el Stage+D de la edición de día del festival. Un recorrido único a través del nuevo mundo ideado por él mismo "entre la ficción y la documentación".

Autosuficiencia

El trabajo propone un modelo urbanístico que aborda las cuestiones más urgentes de la actualidad, como la creación de un modelo urbanístico que permita hacer frente a la crisis climática. Una ciudad que alojara a la población mundial gracias a una tecnología e innovación que garantizara el abastecimiento de toda la población.

De esta manera, Young plantea "una ciudad concentrada para toda la población del mundo". De esta manera, el 99,98% del mundo quedaría liberado y podría recuperar su naturaleza con el paso de los años. Este concepto se basa en la idea original de biólogo Edward o. Wilson en el libro Half-Earth, que propone aumentar el área dedicada a reservas naturales hasta la mitad de la superficie terrestre.

Multiculturalidad

El proyecto apuesta por un modelo autosuficiente que aproveche todos los recursos, incluso los desechos orgánicos, para garantizar la supervivencia de todas las especies. Asimismo, para Young, la "diferencia entre el rápido avance de la tecnología y la lenta evolución de las creencias políticas y sociales" no permiten solucionar el problema del cambio climático.

Según el arquitecto, si se "eliminan los obstáculos políticos y económicos", se podrá integrar la evolución para toda la población. Y es que, gracias a la unión de toda la población en una misma ciudad, también se borrarían las fronteras y todas las culturas podrían convivir en total consonancia.